jueves, 14 de diciembre de 2017

SELLOS MAYAS Y FLORES DE BACH

Fede y yo somos amigos desde hace mucho, hemos compartido prácticamente toda nuestra adolescencia juntos, nuestros cambios personales profundos y no tan profundos, nuestra evolución como seres desde los cambios más superficiales hasta los más recónditos. En una palabra es un gran amigo para mi.
He migrado hace un tiempo largo hacia Barcelona, hemos experimentado el estar separados por una distancia física importante, 12.000 kilómetros, y nos hemos vuelto ha reencontrar.

Para mí y desde lo personal ha sido un reencuentro renovador por una parte y por otra parte el sentir , sentirnos en armonía, si se me permite el juego de palabras,  esa sensación de que nunca existió esa distancia física, viviendo una vez más esas grandes sesiones de charlas informales que uno tiene con este tipo de amigos entrañables, entre mates, risas y el querer contarnos todo en un segundo; él hablaba del Calendario Maya y los sellos y yo encontraba en cada una de sus palabras que me iba transmitiendo la relación con las Flores de Bach y así sin querer queriendo, me propuso colaborar con un capítulo en su nueva edición del Calendario Maya 2015, que no llegó a incluirse dentro del libro en ese momento. Colaboración que le agradezco profundamente, y espero que les guste y sobre todo las cosas deseo que sea un pequeño granito más, un eslabón más, en esta cadena de coincidencias hacia la evolución de nosotros como seres de luz que somos.  

Hoy comparto un fragmento de este material en homenaje a Fede, transmitiendo y fusionando nuestras propias miradas y aportes

Bach, partía de la idea de que todos poseemos un Alma, también entendido este concepto como Ser Superior o Yo Superior y una Personalidad, el alma nos trasmite una serie de mensajes a través de la intuición, la conciencia o el instinto, que tiene como objetivo dirigir a nuestra personalidad hacia el camino del aprendizaje y la perfección.
¿Sorprendente, no? al menos a mí no deja de sorprenderme encontrar en los grandes maestros de la historia la misma línea de pensamiento y la convicción de que estamos en este mundo terrenal de paso, que poseemos un alma que nos guía y que nuestro cuerpo es el instrumento para que esta se manifieste.

Desde esta perspectiva es que hemos encontrado Federico y yo la unión que había entre los Sellos del Calendario Maya y las flores y el trabajo maravilloso que pueden hacer las flores cuando los sellos entran en su fase negativa.

Si bien hemos desarrollado la propuesta para cada uno de los Sellos, en esta ocasión compartiré el Sello de nacimiento de Fede, el Sol que siempre brilla…


SELLO SOL



Llegamos al sello Sol y con él a la última frecuencia que culmina con el conteo del Tzolkin, y también diremos adiós al capítulo dedicado a la relación entre los sellos Mayas y las Flores de Bach.
El sol es difícil de atrapar y comprender en todos sus sentidos, porque si bien su luz y energía son necesarias para la vida misma,  cuando encandila no se deja ver bien, confunde, eclipsa y logra la desorientación por completo. Así me pasó a mí también al leer sobre él, pero finalmente comprendí, cual de todas las esencias lo ayudaría en su camino, no solo al Sol, sino a todos los sellos del Calendario Maya, porque es una flor que atraviesa de forma transversal a todas las esencias y colabora en todos los procesos de cambio, es una flor indispensable para todos aquellos que emprendan un camino hacia la evolución espiritual,  esta esencia se llama Walnut (WAL).



Dentro del sistema floral del Dr. Bach no existen personalidades Walnut (WAL), es una flor que trabaja momentos puntuales de la vida, circunstancias que transitamos como personas y procesos evolutivos.
Walnut (WAL), es una esencia que gestiona los cambios que atravesamos a lo largo de nuestras vidas, ya sean eventos positivos como negativos, ayuda a cortar con creencias, paradigmas y modelos antiguos y familiares que no nos permiten crecer o avanzar en el camino que ha trazado nuestra alma para nuestra evolución, permite adaptarnos a esos cambios y es un gran protector contra las influencias negativas externas. Por lo tanto, es una flor que actúa muy en lo mental, y los soles son muy muy, pero muy mentales, porque son personas que quieren tener el control de todo, tener todo bajo control y el tema del control es patrimonio del Ego y de la mente. Las personas con sello sol, suelen ser muy estructuradas, con mucha rigidez mental, comparte muchísimas características que se han visto en el sello Guerrero, por lo tanto, la toma de Oak (OAK), conjuntamente con Walnut (WAL) ayudará a ir rompiendo con estas estructuras y rigidez mental que alejan a cualquiera del camino espiritual.

Walnut (WAL), simboliza la individualidad psicológica del ego, es una esencia que permite la protección de las mentes de los demás, aislarnos por un momento de las influencias externas para poder entrar en contacto con nuestra esencia, poder escuchar nuestra voz interior de alguna manera nos muestra el camino y además da la fuerza necesaria para poder cortar con todo lo que no es bueno y saludable para nuestra evolución.  Nos ayuda a ejecutar ese cambio.

El sol en positivo tiene mucho para dar, como ya hemos mencionado es la luz, la energía que todos ser viviente necesita para vivir, pero en sombras su pretensión del control del Universo, creerse que son el dios de todo lo puedo, veo, controlo y nada se me escapa de las manoscaer en esa banalidad de la mente y el ego, hacen que la luz ciegue y no guíe, por eso, la toma de WAL, conjuntamente con las correspondientes flores que el terapeuta floral haya indicado para cada persona del sello sol, sin lugar a dudas,  harán un gran trabajo con estos soles maravillosos y que tanto tienen para darnos.
Walnut (WAL), ayudará a gestionar con éxito competencias relacionadas a la adaptación e innovación, así como también trazará claramente los objetivos, metas que se quieran lograr en el camino evolutivo que nuestra alma ha pactado para nuestra personalidad, en esta vida, aquí y ahora.
Es recomendable para los aspectos más detectados del sello Sol, en negativo, que son el autocentramiento la toma de Heather (HEA) y para su impaciencia con aquellas personas que no piensan ni hablan al ritmo que a ellos les encaja y los consideran lentos, una dosis de Impatiens (IMP), les sentará de maravillas!.


Este material, que ha sido debidamente registrado, pertenece a una co-creación entre Federico De Robertis y Laura Acuña.

Infinitas gracias Laura, por tu generosidad en compartir este valioso material, sin dudas una nueva mirada que ayuda a integrar!


Andrea