martes, 4 de octubre de 2016

MEMORIA ÁLMICA

Federico escribía en Akasha, memoria del alma:

"Todo es un proceso, todo tiene que existir.  Desde lo más oscuro, superficial y primitivo hasta lo más radiante, sagrado y alto.  Nunca termina, porque en este mismo final se encuentra el principio, el comienzo de apertura de canales dimensionales y de encendido del corazón.  Cuando uno opera desde la energía del Padre, todo lo demás se reduce a cenizas de ego que han quedado como sedimentos mentales.  Cuando la mente interfiere en los circuitos de la energía, paraliza lo que estamos experimentando internamente. Entonces, en estos tiempos, la encarnación no es un mero disfraz corpóreo que debe entregarse a nuevas vivencias.  Es mucho más que eso.  Es un premio a la conciencia evolutiva que cada vez más aprende e incorpora conocimientos a través del tiempo cósmico."

En este día especial, desde su estrella sigue guiando muchos corazones y pasos.  

Eternia

Abrazo de luz!

Andrea