martes, 26 de julio de 2016

AÑO NUEVO MAYA - TORMENTA 11


La tormenta es la energía de los grandes cambios y las transformaciones que nos hacen dar un paso adelante.

Tormenta 11 libera todas las emociones negativas que han quedado encapsuladas en nuestra cabeza y en el corazón. Es tiempo de renovación y de cambiar la memoria emotiva que nos tira para abajo. Demos vuelta la página del sufrimiento, cambiemos la historia y transformemos nuestra vida a tal punto que podamos sentirnos cómodos con estas decisiones.

La tormenta es energía de regeneración, recambio y aceleración de los procesos que transitamos. Abre puertas y chips emocionales que pensábamos que estaban ya superados para barrer con lo que se torna inevitable. El 11 es el centrifugado kármico que nos presenta la rueda de la vida, donde todo vibra en constante ritmo.

Sincro de la tormenta:
En este día tormenta es bueno hacer cambios, mantenerse en eje, desarrollar tareas activas. Pidamos al gran Cahuac o Kawooq que nos otorgue el poder de manifestación y actuar sobre el campo cuántico y espiritual.

Código de luz
Aceptar y soltar.


Comienza un nuevo Año según la cosmovisión Maya, seguramente nos traiga toda la purificación y movimientos que necesitemos, de eso no hay dudas.  Si ya estás transitando el camino de los cambios será movilizador y sincronizado, sorprendente.  Si aún no te habías despertado, lo harás sin dudas.

Les acerco unos fragmentos que Federico escribió acerca de la energía de la Tormenta, que seguirán siendo guía y no dudo que resonarán en tu corazón...

"Este año se necesitan muchas manos que puedan ayudar y acariciar a los más débiles y escépticos.  Este año se necesitan corazones limpios y latiendo al son de la nueva resonancia planetaria.  Este año se necesitan nuevas mentes que no intelectualicen emociones, sino que piensen con el alma y el espíritu que cada uno lleva dentro.

Por más que no quisiéramos cambiar o liberarnos del sistema en el cual estamos insertos, el mundo y el ciclo galáctico lo harán por nosotros.  Así que lo mejor es no resistirse, ya que no se trata de lo que el ego o nuestra omnipotencia quieran, sino de lo que el Universo nos tiene preparado y, al mismo tiempo, debemos cumplir, dentro de lo posible, con nuestra misión personal y global.  Estamos atravesando muchas vidas en un mismo cuerpo y en muy poco tiempo, por eso estamos agotados y sentimos que este tsunami emocional no va a detenerse.  Debemos limpiar y ordenar lo que más podamos, porque en este nueva etapa no se aceptan excusas ni moratorias emocionales.  Se acabó el "lo dejo para mañana".  De ninguna manera.  Los cambios y la conciencia no pueden esperar más, el momento es hoy y ha llegado con todas sus implicancias, exigencias e intensidad."

"Comienza un año donde el impulso estará manifestado en todas sus formas.  Es un momento para iniciar cosas nuevas que han estado en nuestros pensamientos durante mucho tiempo, muchos años o tal vez muchas vidas.  Deberán vislumbrarse nuestros objetivos mediante la armonía y la sabiduría.  Algunas palabras clave son liberación, desbloqueos y los cambios estarán a la orden del día para atravesar esta etapa.  Un año lleno de emociones para trabajar desde la A a la Z, ellas se pondrán en juego y saldrán a la pantalla y habrá que hacerse cargo, aunque nos produzca dolor o nos perdamos por momentos.  Será un buen año para purificar emociones, limpiar el campo emocional, liberar rencores, saciar nuestros deseos, deshacernos del odio, el enojo y los caprichos sin sentido.  El desafío será profundizar nuestros sentimientos, ser fiel a nuestros principios, valores y logros en la vida. Confiar en nuestros sentidos y entender que tenemos infinitas posibilidades y alternativas de salida.

"Será un año de mucho movimiento: ciclos que se abren, ciclos que se cierran...Liberar ansiedad es liberar el flujo negativo que nos atropella y nos aleja de nuestra meta...La elevación vibracional estará a la orden del día y nos llevará a un nuevo nivel de conciencia, de clarificación y de destape de lo que estaba escondido.  Todo saldrá a la luz, se desenterrarán los secretos y misterios y dejarán como protagonistas a la verdad y a la sinceridad.

No habrá tiempo, porque el tiempo no existe; estaremos movilizados, agitados y sentiremos que cada día será una prueba.  No habrá pausas ni postergaciones "más de lo mismo".

Que la Tormenta traiga todas las bendiciones!

Feliz Año Nuevo!  In Lak´Ech!

Archivo: Federico De Robertis

Abrazo de luz!

Andrea