martes, 19 de abril de 2016

DRAGÓN 4

El espiral del origen de los tiempos cuenta con el dragón celestial. Permite que podamos nacer una y otra vez hasta despejar el sendero kármico.

El dragón pone orden en el conteo. Es un sello que señala la creatividad en plena potencia, la sensibilidad y los acercamientos profundos con el arte.
Es un día de acción y medida, nuestra frecuencia vibratoria se pone en sintonía con la posibilidad de dar nacimiento a un nuevo ser dentro de nuestro cuerpo astral.

Sincro del dragón
Hoy debemos entrar en el centrifugado del dragón,donde la energía se vitaliza, y se anima a trasformar los enojos en amor y compasión.
Podemos pedir para que renazcan cosas buenas en nuestro corazón y nos eleve la vibración aúrica. La fuerza gestora que ya está en funcionamiento, desde la luz, augura buenos comienzos. El sustento económico y espiritual se ponen de manifiesto.

Código de Luz 
Pedir a Hunabku que nos provea de la memoria galáctica necesaria para actuar con sabiduría y madurez. Es importante, en estos tiempos tan acelerados, y de la manera de cómo vivimos: observar la posibilidad de ordenarnos. Desde lo más interno hacia lo más remoto.
Imix asegura la integración de los hemisferios cerebrales y de esta manera sentirnos un poco más en eje.