domingo, 7 de febrero de 2016

PERRO 11



El perro posee la sabiduría justa y nos entrega el corazón para que sepamos a quien amar. Compartir esta experiencia nos hace avanzar en el camino de la compasión.

En perro 11 se ponen en juego los sentimientos y los valores internos que cada uno posee. El perro en la comunidad maya es muy importante porque es la guía y la protección para cruzar el inframundo, Xibalbá.
En esta secuencia del SOL que estamos atravesando actualmente, la energía del perro se pone en desafío proponiéndonos defender nuestros sentimientos más profundos y claro está, en no caer en las trampas del ego ni de la mente estructurada.
Al mismo tiempo el 11 nos habla de liberación y de desapego. Fluir armónicamente con los sentidos dispuestos a recibir el amor incondicional que es provisto desde la fuente.

Sincro del perro
El perro activa el corazón, los buenos sentimientos, los lazos verdaderos y la virtud de la misericordia y compasión. Tal vez hoy nos demos cuenta que este largo camino ha servido para algo, y que soltar y desapegar a quien más amamos nos eleva y nos garantiza el pasaporte a la conciencia y a no seguir vagando por la corriente del desamor.

Código de Luz
Es momento de liberar las viejas experiencias que no nos han traído buenos resultados y de remontar la vida afectiva sin tener miedos ni fantasmas. El amor es la experiencia más abstracta y concreta de esta encarnación.