lunes, 13 de enero de 2014

Informe 2014- "El re-nacimiento espiritual"

A pedido de los lectores les vuelvo a publicar el primer informe del 2014, con ánimos de “provocar”  en su cabeza, una toma de conciencia para tu vida y para la de todos los que te rodean. Este tramo y este año gregoriano que se viene es de suma importancia en lo individual, pero lo será también, a nivel macrocósmico, a nivel mundial, galáctico, sin dejar de contemplar, claro está, el país en el cual vivimos. Pero es extensivo desde el lugar donde estás leyendo, hasta el punto de luz de la constelación de las Pléyades.

Estamos en un tiempo de mucha tormenta tanto interna como externa hasta el 2016 inclusive. Cambios climáticos, sociales y sobre todo transpersonales, que YA se están dando en todas sus dimensiones. Solo es cuestión que lo puedas observar desde tu centro hacia la periferia. Te sentirás perturbado al ver tantos cambios. Esto se debe al famoso cambio de paradigma del hombre, que se ha dado entre 2011/2012. Lo hemos visto en una esfera abstracta tal vez, en donde los resultados más concretos los notemos hoy. Esto se debe a  que el cambio de una era y una cierta estructura de no-estructura, el proceso demora, por todo lo que el mismo implica, son miles y miles de años de transformación. Por eso digo, que no es un tiempo de cambios, cuando el cambio es lo que tenemos como moneda corriente, desde que nos levantamos hasta que nos acostamos. Estamos en épocas de transición, en el cual deberás ser tu mejor versión y tu mejor maestro interno para poder tomar las decisiones atinadas y nutritivas. Y así desarrollar tu misión aquí y ahora en la tierra. Es un momento conflictivo pero al mismo tiempo sanador, positivo y liberador.

No solamente es cuestión de estar sintonizado con nuestra energía y eje, y por ende con el planeta, sino también estar en sintonía con nuestros pensamientos y proyectos que el Universo tiene preparados para cada uno de nosotros. Habrá que soltar y no sentirse a disgusto, no intentar programar el tiempo ni a largo plazo porque la consigna será del no-tiempo.
Lo que primero que los seres humanos debemos entender es que nada será igual que antes. De hecho, ya no lo es. Digamos, que las fórmulas que empleábamos, cualquiera sea la dimensión que abarcaran, ya están caducas. Es momento en el cual debemos tomar una decisión, de generar conciencia en cada acto que cumplamos y no solo eso, sino de estar abiertos y receptivos a recibir una re-programación y re-educación de nuestras mentes.
Es realmente sustancial esta modificación álmica que se nos avecina en pos a una nueva era.
Nuestros cuerpos sutiles están haciendo un gran trabajo de limpieza, regeneración y armonización para no quedar atrapados en vibraciones negativas y poco luminosas para estos tiempos. Y esto es fundamental porque el cuerpo físico se está viendo afectado en su mayor expresión. Habrá cambio en los hábitos y costumbres. En la alimentación será muy notorio. En lo que nos está nutriendo no sólo hablando de alimentos sino con lo que vemos, lo que leemos y escuchamos. Es un gran movimiento de conciencia desde lo físico a lo álmico.

El año de la semilla 8 es una nueva etapa en donde el protagonismo quedará a un lado para ver emerger a la cooperación y solidaridad de todos los habitantes del planeta. Será una muy buena instancia para que podamos ayudarnos internamente para luego poder hacerlo con los demás.
El propósito será el resurgimiento de la creatividad donde el servicio cobrará potencia. Desafiándonos para purificar todo el campo emocional del planeta, del mundo, del país y de nosotros mismos como individuos. Un momento para diluir cualquier carga emocional negativa, culpas, apegos, resentimientos y dolores del pasado.
Deberemos manejarnos con elevación y respeto para poder adquirir clarificación en todos los órdenes de nuestra vida.

En el año de la Semilla 8 se abre una puerta a toda la dimensión espiritual, una evolución trascendental que llega aquí y ahora en donde más lo necesitamos y lo demandamos. Es muy importante creernos parte de este magnífico y gigante proceso  de sanación planetaria, de iluminación tanto interna como externa. Es un año en el cual estaremos regidos por una secuencia “amarilla” (para los mayas) que simboliza a una energía netamente espiritual, no incluyendo ninguna línea de religión ni política ni discriminatoria dentro de la sociedad.
Es un período en el cual habrá avances dentro de la expansión humana, de la libertad, del respeto hacia los otros.

Durante los próximos años se despertará la conexión intuitiva desde el corazón, entre los que vibren en la misma sintonía, las sincronicidades estarán al alcance de todos para empezar a creer en las “señales” de una vez por todas. Y aquellos que nos las vean, estarán llenos de Spam espiritual y tendrán que scanearse para estar a la altura de las circunstancias.  
Las oportunidades estarán siempre, pero en un tiempo de velocidad mucho mayor de lo que nuestro pensamiento y cuerpo puedan captar. Por lo cual habrá que estar muy despiertos y atentos ante lo que el universo nos presenta. Estaremos desbordados de información y nuestro sistema de creencias colapsará y en algunos casos podrá derrumbarse para poder salirnos de este mapa de confusión en el cual los circuitos de información serán de desinformación.

Habrá problemas climáticos severos, pero es algo que ya venimos viendo hace años.
Los años venideros son aquellos en los cuales el clima sufrirá grandes transformaciones (Sí, ¡aún más!) se intensifican los climas en cada región. Si el lugar tiene sequías frecuentes serán más críticas, lo mismo sucederá con las lluvias abundantes, huracanes, tormentas tropicales, calores intensos. Hay muchas probabilidades de temblores muchos de ellos críticos y de gran escala y generar complicaciones en diversas ciudades del mundo e incluso nuestro país también se verá afectado. En lo que respecta puntualmente a nuestro país habrá complicaciones climáticas en Mesopotamia, Santa Fe, Salta y Jujuy en todo el norte con muchas inundaciones, desbordes de ríos que implicarían pérdidas en las tierras y cultivos y numerosas evacuaciones. Lo mismo para Sudamérica y Latinoamérica. Pero sin dudas, la provincia de Buenos Aires y su Ciudad será la más afectada, tanto en lo climático como en lo social. Crecimientos y derrumbes, todo al mismo tiempo. Será nuestra Xibalbá en plena acción.

Sin dudas, es un tiempo para despertar espiritualmente e iluminarse. Pero al mismo tiempo, es cíclico geománticamente que este despertar terrestre suceda, y por ende, el clima se mostrará como un maestro espiritual de cada rincón del planeta. Prevención, actitud y fe en que estamos en el lugar indicado haciendo lo indicado.  Más allá de que haya un clima adverso debemos llevar luz con la mente hacia estas cuestiones. La madre tierra, la naturaleza, está enojada con el hombre y le estará cobrando todas las transgresiones que éste ha hecho.

Por otro lado, se esperan nuevos brotes y virus que afectarán a muchas personas, muchos virus “viejos” que parecían haberse extinguido volverán, enfermedades como pestes retro, fiebre amarilla, virus aéreos que perjudican pulmones, garganta y oídos. Pero también enfermedades “nuevas” que han sido protagónicas entre 2012/2013. Son enfermedades autoinmunes, de difícil diagnóstico al igual que su detección,  que influirán negativamente en el karma personal de cada individuo.

El desafío del año será sentirse liviano, estar fluido sin tensiones. La flexibilidad de nuestros pensamientos, no rigidizarnos, adaptarnos a todo tipo de circunstancias y aprender a que pueda “fallar” lo que esperábamos. Liberar las expectativas con lo que hacemos todo. Esto nos hará más fuertes y menos perfeccionistas.
La perseverancia será una herramienta sagrada en lo que iniciemos tratando en todos los casos de terminar con lo empezado.

Las relaciones afectivas serán desafiadas. Tendremos que decidir si queremos seguir en cierto tipo de relaciones tóxicas o respirar alegría y amor por otros lares. Nada de lo que esté del lado del desamor y la agresión triunfará, se los aseguro.
Las parejas que vienen mal o son adictivas, o tienen peleas recurrentes estarán desafiando el hilito de unión que aún hoy tienen pero lo más probable es que se corte para mejor. No habrá términos medios. Te quiero o te odio. Estoy o no estoy. Me comprometo o no.

Se debe trabajar en grupo, de esa manera lograremos llegar  hasta nuestra tarea/misión, será mucho más fácil, ya que las almas estarán conectadas para una causa justa y equilibrada.

No te abrumes de actividades y de aspectos materiales que no son prioritarios. Respira profundo. Sé feliz. El tiempo de oscuridad y sombras termina, se acaba y se va a apagando para que renazca el amor y la alegría en tu corazón. No te resistas, no te pierdas. La actitud de este momento es esencial para todo lo nuevo que vendrá, y esa actitud tiene que ser netamente madura y amorosa. No hay más excusas ni rodeos para que puedas re-nacer y ser único en tu gran esencia multidimensional.

Estamos en un año de re-nacimiento espiritual para el calendario maya y también para otros oráculos y as
trologías. Por lo cual, se recomienda vivir desapegado todo lo que más podamos. Comprender que todo es parte de un gran ciclo y que hay otro y otro y otro más que comienza cada día, cada hora, cada minuto. Constantemente tenemos la posibilidad de renacer, reinventarnos y ser felices con lo que hagamos.
Después no digan que no les avisé. ¡Feliz “re-naSer”!

Federico De Robertis
Actualización 29/12/2013

Este informe contiene extractos de Maya 2014-Ed Vergara de Federico De Robertis.