miércoles, 21 de agosto de 2013

PERRO 8


El perro posee la sabiduría justa y nos entrega el corazón para que sepamos a quien amar. Compartir esta experiencia nos hace avanzar en el camino de la compasión.

El perro en la comunidad maya es muy importante porque es la guía y la protección para cruzar el inframundo, Xibalbá. Nos permite que estemos preparados para un viaje astral-emocional en donde se nos moverá la estantería de las relaciones del pasado y nos reubicará en tiempo y forma en el aquí y ahora de nuestro sentir.

En esta secuencia que estamos atravesando actualmente que lidera la noche, la energía del perro, se ubica en el entorno y la realidad que vivimos, proponiéndonos defender nuestros sentimientos más profundos.
Es momento de liberar las viejas experiencias que no nos han traído buenos resultados y de remontar la vida afectiva sin tener miedos ni fantasmas.

El perro 8 activa el corazón, los buenos sentimientos, los lazos verdaderos y la virtud de la misericordia y compasión.
Es importante que seamos fieles a lo que el corazón dicta y dejar la mente en pausa por un momento. Respetar los ritmos internos, dar tregua a tanto desorden y ambigüedad en las actitudes.

Llave del perro
Tal vez hoy nos demos cuenta que este largo camino ha servido para algo, y que soltar y desapegar a quien más amamos nos eleva y nos garantiza el pasaporte a la conciencia y a no seguir vagando por el camino del no-compromiso.

Clave
Si nos manejamos con lealtad, verdad y siendo maduros con nuestras decisiones y acciones a tomar, el éxito estará de nuestro lado.