lunes, 27 de mayo de 2013

SEMILLA 13



Ser la semilla que habita en tu corazón y manifestar el florecimiento a través de la creatividad y el arte.

Aquí concluye la secuencia que estamos transitando de apertura de caminos y elevación del espíritu. Se impone realizar una toma de conciencia y analizar como hemos transitado cada peldaño de este sagrado viaje, comprometiéndonos a retomar nuestro propósito. Si llegamos hasta aquí cumpliendo nuestro deber, esta fase cósmica o posición 13 nos permite trascender.

Es la semilla la energía que nos brinda hoy el universo para cerrar este círculo de luz.Kan o semilla tiene una intensa vibración que nos envuelve con la posibilidad de co-crear un mundo mejor para resistir a tantos cambios planetarios. Su incidencia positiva llega por medio de la apertura, si cuidamos la tierra, equilibrándonos con su tribal sabiduría y armonizamos nuestro interior entrando en contacto con la simple y poderosa energía de la naturaleza, habremos cumplido el objetivo.

El 13 da la pauta de lo sagrado, lo esencial en cada cosa que tocamos y generamos y la posibilidad de eternalizar nuestra alma.
Es la felicidad, la perdurabilidad de los sentimientos y el desapego de la materia en su mayor frecuencia.
La semilla 13 sale al encuentro con las bendiciones de la vida, pone en juego tu corazón, y eleva tu vibración espiritual.

Llave semilla

Es un momento para centrarnos y expandir nuestros logros. Solo se podrá florecer si abrimos el corazón y nos permitimos brillar.
De aquí en más, comienza el compartir nuestra experiencia, protegiendo nuestro territorio, recordando que cada situación que se nos presenta es una potencial oportunidad de seguir evolucionando.

En este día se reciben buenos augurios. Pidamos guía y contención. Llegó el momento de crecer.

Clave
Disfrutar, aceptar y compartir son las claves para retomar el camino.
Se abren canales de intuición y percepción. Una visión genera la posibilidad de ver por donde es conveniente continuar creciendo.