jueves, 18 de abril de 2013

Características del año Tormenta 7



Aspectos de luz y de sombra

  • Es la energía de los cambios
  • Tiene lo que se denomina una velocidad de la luz. Posee estructura de tiempo en el presente. No reconoce el pasado ni tampoco el futuro.
  • Acelera procesos en todos los aspectos que se observe
  • Catalizadora por excelencia
  • Imprime fuerza a aquello que estaba bloqueado o postergado para que resurja.
  • Apertura a nuevos caminos: afectivo, laboral, profesional, espiritual.
  • Es un tiempo para apostar a lo nuevo y liberarnos definitivamente de los miedos
  • Impulso para evolucionar continuamente
  • Estancamiento y miedo al cambio
  • Apego a lo pasado, a la nostalgia y a la materia.
  • Es una energía que trabaja la conexión para diluir cualquier tipo de adicción.
  • Bloqueos sexuales y/o emocionales que generan temores. (disfunciones varias y apatía sexual)
  • Pueden presentarse desbordes, malos entendidos, confusiones.
  • Lo más importante: si uno sabe cuál es el patrón o el hábito que debe cambiarse, se podrá modificar rápidamente, sino la tormenta lo hará por nosotros, y a veces el medio que busca no es el más apropiado, ni mucho menos político y simpático.
  • Casi siempre llega la crisis, el desborde, la violencia y el caos

Puntos importantes para trabajar en año Tormenta 7.
·         Cambio. Desapego. Apertura hacia nuevos horizontes.
·         Entender que existe una nueva energía entre nosotros.
·         Encontrarse con uno mismo
·         Respirar, meditar y celebrar
·         Trabajar los límites en todos sus niveles.
·         Aprender a decir No. Priorizar nuestra energía.
·         No desaprovechar la energía, ni hacer acuerdos inconsistentes con ella. Ley de ahorro de energía.
·         Dejar de quejarse. Protagonizar tu vida y misión personal.
·         Desterrar la culpa sobre tu patrón mental.
·         Comenzar a transitar el camino espiritual y evolucionar cada día un poco más.
·         Tomar responsabilidad en cada acto que realices.
·         Comprender que estamos en un cierre de ciclo y en donde los protagonistas principales serán la luz y la energía. 

Por eso este año la Tormenta nos activa la dinámica. El eje y la resonancia, que queremos tener a partir de este presente que nos toca vivir. Elegiremos el equilibrio interno que necesitamos para nuestro crecimiento. De esta forma nos brindaremos el servicio personal indicado en cada acto que manifestemos.
No es un año de reposo sino de movimiento. La fluidez de la energía en todos los circuitos de nuestro cuerpo.

Fuente: MAYA 2013-FEDERICO DE ROBERTIS- ED VERGARA