martes, 2 de abril de 2013

7° INFORME ESPECIAL (02/04/2013)-FEDERICO DE ROBERTIS


Es importante que estén actualizados al respecto de los eventos que están sucediendo a nivel “energético-social” en este momento. Esto contesta todos los mensajes e inquietudes de todos los que me envían preguntas acerca de qué va a suceder y que opinión tengo acerca del clima/lluvias/temas geománticos, etc.  Aquí va el séptimo y el 4to del 2013. Se puede compartir y hacer circular el mensaje. Gracias por seguir las noticias.



Del Libro MAYA 2013-Nueva resonancia-Federico De Robertis
"...Los años Tormenta son aquellos en los que el clima sufrirá grandes transformaciones y donde se intensifican los climas en cada región. Si el lugar tiene sequías frecuentes, estas serán más críticas. Lo mismo sucederá con las lluvias abundantes, los huracanes, las tormentas tropicales, los calores intensos. Hay muchas probabilidades de temblores, muchos de ellos críticos y de gran escala, que generarán complicaciones en diversas ciudades del mundo, incluso, en nuestro país.
No podemos detener a la naturaleza, pero sí modificar algunas acciones por más mínimas que sean; muchas veces pensamos que con que una sola persona no tire un papel en la calle, eso no cambiará el mundo ni tampoco nadie se enterará. ¡Claro que no!, pero esos pequeños gestos que despiertan conciencia hacen que el mundo comience a girar un poco mejor y que cada uno de nosotros en nuestro radio de acción pongamos luz para aliviar tanto malestar y, aunque no se note en lo global, esa acción tendrá un karma positivo, que generará otra reacción positiva.

Es un año Tormenta 7, donde lo climático será preponderante al igual que los eventos estelares, como eclipses, alineaciones planetarias y nuevos descubrimientos de diferentes planetas, constelaciones, objetos voladores y muchas más apariciones extraterrestres, incluso, en lugares como ciudades, edificios, oficinas y carteles urbanos. Hasta el más escéptico deberá ponerse una remera que diga “YO CREO”. Y si no creés, alguna situación te llevará a poder hacerlo. No solo lo climático estará en boca de todos, sino las nuevas corrientes de El Niño, La Niña, la mamá y el papá también, se llevarán lo que encuentren a su alcance.

Estamos ante un gran parto planetario, y en ese parir se harán limpiezas de todo tipo. De lo micro a lo macro. Así que los volcanes, las placas tectónicas, las zonas con fallas geográficas, las ciudades superpobladas y todo aquello que esté fisurado, quebrado o debilitado temblará. Como dije al principio, no solo temblará la Tierra, sino el eje de tu resonancia, a cada momento, por lo que tendremos que armonizarnos constantemente o aprender nuevas técnicas de sanación y alineación energética que nos permitan fluir de acuerdo con los cambios y con lo que se presente como nuevo.

Geológicamente, 2013 trae consigo un movimiento terrestre nunca antes visto por los que habitamos este planeta, y es normal e inevitable que suceda dado que este tipo de modificaciones telúricas y geománticas deben suceder para poder rediseñar a la raza humana y a todos los demás seres, y la conciencia planetaria.

Por diferentes canales de Internet, circulan ciertos mapas de cómo quedaría el mundo y principalmente nuestro país, la Argentina, si sucediera un imprevisto climático, como puede ser una gran inundación. El agua cubriría al menos 100 metros del nivel del mar eliminando las costas y otras regiones del país. En la  imagen, vemos cómo quedaría quedaría la Argentina.


Reitero: estas son especulaciones, pero es interesante observar una posibilidad de lo que podríamos prevenir si supiéramos/entendiéramos que esto es parte de los cursos inevitables que plantea nuestro territorio en un futuro cercano. Más allá de eso, no se avistan cataclismos como mucha gente sostiene para alarmar a las personas y que se refugien en el miedo, la ignorancia y los rumores de teléfono descompuesto.

No existe un fin del mundo cuando ya estamos en él. Este será un fin de la materia, la desunión y las emociones que resienten a cada Ser. Este mundo material debe morir para dar lugar a uno mucho mejor. La Tierra está atravesando en este proceso el ecuador galáctico, y eso provoca movimientos energéticos que nos alteran la conciencia y nos afectan el cuerpo físico; por eso, estamos dentro de un centrifugado emocional. Tenemos revelaciones y sorpresas todo el tiempo, y esto nos lleva a limpiar violentamente capas de energía. Como dije antes, la resonancia Schumann está muy alta en comparación a los años noventa, por lo cual, nuestros espíritus, en vez de gozar de paz y gloria, están supermovilizados, llenos de miedo y vacíos por dentro.

La Tormenta vino para quedarse durante este año, y tendremos que acostumbrarnos a estar con el camión de la mudanza a mano. Todo cambiará, porque debe cambiar, y lo que no sirva terminará en la papelera de reciclaje. La Tormenta no dará respiro, todo girará más rápido, porque esta energía es supercatalizadora. Los procesos serán tan veloces que, en muchas ocasiones, no te darás cuenta de que has pasado por ellos. Serán cuánticos, fractalizados y superpotenciados. Y cuando disminuyan un poco los niveles de lluvia, saldremos a la calle para conseguir lo que nos hace falta y volveremos a refugiarnos en nuestro propio ecosistema de conciencia.

El hogar, nuestro hogar, será la “gran baticueva”, y el afuera será la jungla de todos los días. Pero, por otro lado, tenemos un mundo pensante, profundo, sabio y con gente inteligente cósmicamente hablando, que es la que salvará el traspaso de ciertas energías a otras para que la transición no sea tan brusca ni violenta.

Estaremos cambiando de piel como la serpiente y, por momentos, nos dolerá el corazón. Siempre es necesario pensar que es para mejorar el bienestar álmico.  Si vivís en una ciudad grande y caótica, como Buenos Aires, salí con más tiempo, cuidate de la inseguridad, pero no te persigas. Cuidemos al otro, ayudémonos entre nosotros, mantengámonos unidos. Y no te olvides de llevar paraguas, bote, piloto, botas y por las dudas unos buenos anteojos de sol..."