viernes, 8 de marzo de 2013

Semilla 11



Ser la semilla que habita en tu corazón y manifestar el florecimiento a través de la creatividad y el arte.

Hoy es un día bastante intenso a nivel energético. La frecuencia está duplicada-potenciada. Es decir que es un alto día para florecer internamente y marcar la diferencia en cualquier cosa que hagamos. La semilla representa a la familia, los lazos afectivos y la red dimensional donde nos encontramos insertos.

El 11 representa el desapego, la liberación y el dejar de lado toda carga que impida avanzar en el camino evolutivo.
La semilla 11 nos da la oportunidad de mover o modificar patrones de conciencia resistentes y arcaicos. Facilita que ingrese una energía de renovación que puede acelerar la manifestación de nuestros sueños.

Es un buen día para pedir por la fertilidad, los niños y para que se despierte la sabiduría dentro de nuestro corazón.
Lo negativo de este día es volver a repetir las mismas acciones compulsivas y tóxicas que traen más angustias que alegrías.
También la obstinación y el ahogarnos en un mar de insatisfacciones y control excesivo.

Llave de crecimiento
En la semilla 11 se deben diluir todas a aquellas estructuras que ya no nos sirven y generan más atrasos que posibilidades. Es el día de desapegar todas aquellas imágenes y emociones que nos estancan y nos generan amarguras y tristezas. Limpiar los vínculos y dejar de intoxicarnos con cosas que ya no nos hacen bien. Es momento de retirarse de la fiesta antes de que se termine. No nos quedemos atrapados en telarañas del sufrimiento donde lo que prima es la queja y el “no puedo”. Conectar con el “yo soy” para elevar la autoestima y dar origen a un nuevo estilo de pensamiento.

Clave
Comprender a la familia que tenemos (y elegimos) y aceptarla.