jueves, 21 de febrero de 2013

PÓSTUMOS


Ayer fui a ver Póstumos de José María Muscari.
El ritual comienza a priori, sabiendo que el evento es en el teatro Regio,  un lugar casi sagrado, donde se cocinan las semillas estelares que dieron origen a un tapiz universal.
Te espera un escenario absolutamente blanco y puro, acompañado de una música chill-out que te anticipa que todo lo que pensaste, quedará reducido a las emociones que el espectáculo te entregará.
“Póstumos” es grande, es inmenso, es suntuoso y al mismo tiempo es pequeño, humilde e intimista. La profundidad del Ser humano, y todo aquello que nos quedó por “hacer” y “Ser” quedan plasmados en este show filosófico, tal como lo describe su creador.   
Las estrellas que dan vida a la obra son el peso específico y espiritual que tanto necesitamos en este momento de la vida. Si bien se habla del pasado, también se viaja por el presente y el futuro, que en definitiva son todos estados de conciencia en distintos grados potenciales.
Todo sigue de acuerdo al perfecto fluir de la energía que cada cuadro exalta.
Te emocionás, te da ternura, te pasa en un instante la historia de tu vida y de tus ancestros, e indefectiblemente terminás identificándote hasta más no poder. 
No se pierdan este mandala de artistas que ya no volverán  reencarnar en estos cuerpos y en estas actuaciones sublimes.
De algo estoy seguro están más vivos que nunca. Y Póstumos es la excusa necesaria para verlos en acción y para reflejarnos a nosotros mismos, entre el silencio y la gran celebración.
PÓSTUMOS
De José María Muscari
Un show filosófico sobre la vida y la muerte.
Con Hilda Bernard, Edda Díaz, Nelly Prince, Gogó Rojo, Erika Wallner, Luisa Albinoni, Ricardo Bauleo, Max Berliner, Tito Mendoza y Pablo Rinaldi.