jueves, 14 de febrero de 2013

Federico en "LOS NOTABLES"- ROSARIO 09-2-13



El especialista en el Calendario Maya, conocedor de distintas disciplinas y autor de varios libros, Federico de Robertis, entendió que las profecías del fin del mundo “han sido utilizadas por márketing” y adivrtió que el 2013 es un año de transición, bisagra, en el que “nos están cambiando la energía”. En coincidencia, según explicó de Robertis, “Argentina está en el momento indicado para poder cambiar”.
En el programa Los Notables, de La Ocho, de Robertis enfatizó: “Nuestro país tiene que entender que se acabaron los binomios: mujer-hombre, River-Boca, peronista-radical. No importa quién sos, importa lo que vas a hacer por vos y por todos los involucrados. Argentina está en el momento indicado para poder cambiar”. Y agregó que, para que el cambio pueda suceder, “Argentina tiene que aprender a dejar de decir ‘porque fue de la gestión pasada, yo no lo hago’, uno tiene que dar el ejemplo y no hacer lobby de eso”.
“Se van a ver muchos cambios a partir de este año en lo que es el sistema. Políticamente hay cosas que ya no se van a poder mantener. Se van a destapar ollas mucho más profundas que las que se conocen ahora y ahí es donde se va a empezar a abrir otros caminos”, auguró, crítico, para el 2013. “Una de las palabras importantes de este año es la cohesión –abundó–. Si nos unimos y fusionamos, y no luchamos para nuestro ego, sino para la integración, va a funcionar y va a ser otro tipo de país”.
En tanto, hizo referencia a Mano 12, sello maya de la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner. “La energía de la Mano 12 es bastante fuerte, concreta y audaz; en la parte negativa, puede ser muy fundamentalista y rígida”, caracterizó de Robertis. Además, analizó cómo puede desarrollarse el año de Fernández de Kirchner: “Nuestra Presidenta en el 2013, si quiere y tiene ganas, puede hacer un gran cambio paradigmático en Argentina. Y hasta el que es que es detractor puede llegar a simpatizarle. La clave está en la cohesión: que pueda vivir la realidad verdaderamente real; no tan lineal, en que cree su propia realidad y descree de todo lo demás”. Finalmente, puntualizó que el desafío es “hacer un recambio en su entorno”.
En otro orden, consideró que el augurio del fin del mundo fue una profecía falsa que se utilizó por márketing. Sin embargo, contó que “el 21 de diciembre de 2012 fue el momento bisagra en el cual se empezó a gestar una renovación y formateo de energía del ser humano”.
“Hubo una bajada de energía en la que tenés que reformatear tu alma, tu vida; porque, si vos no la formateas, el universo la va a formatear por vos. Y esto significa que, si no tomás las decisiones indicadas para tu alma, tu cuerpo y tu mente, el universo se va a encargar de eso y quizás se complica: perdés el trabajo, padecés una enfermedad o una crisis”, señaló el autor del libro Hilos del alma. Y concluyó: “El 2013 es un año de transición y cambios. Los cambios siempre son para mejor, aunque producen miedo. Las cosas que están sucediendo tienen que suceder, no se pueden evitar. Hay veces que las cosas se tensan para generar una crisis. Y una crisis es una oportunidad”.