sábado, 22 de diciembre de 2012

ESTRELLA 13



La Estrella es la luz del calendario maya que activa todo tu cielo interno de esperanzas y profecías que pueden cumplirse.

Y llegamos!!!!!!!!!!!!!!
Último escalón de la secuencia del guerrero. Y se despide con toda la luz e intensidad que nos provee la estrella amarilla.
Nos da la posibilidad de liberarnos de todas aquellas frustraciones que cargamos y no nos ayudan a dar vuelta de página.

La estrella reprensentaba para los mayas una estrella de luz, el planeta Venus, la liebre como animal de poder y para el Cholquij la semilla y tierra que nutre cada pensamiento, acto e interconexión que tenemos con las personas y con el universo. El lugar propicio donde los 4 elementos y las 4 esquinas del mundo.
Esta frecuencia es importante porque nos habla de una gran trascendencia para la tierra y todos los involucrados que vivimos en ella. Es la esencia del príncipe celestial que llega en el momento justo a salvar su reinado.


Este giro del Tzolkin' no ha sido nada fácil... y nos ha presentado sinsabores realmente complicados. Nos llevamos varias desilusiones, y al mismo tiempo, un gran trabajo espiritual. Es tiempo, en el cuál aprendamos de las cosas que nos han sucedido y de esa forma establecer nuevos patrones de conducta, conciencia y armonía. 
Los extremos han estado a la orden del día y nos hemos limpiado y hemos pedido mucho. La insatisfacción ha rozado a nuestros corazones. De esa forma, estuvimos detenidos en el tiempo del no*tiempo, en dónde todo sucede y también donde el tiempo queda fijado en un profundo malestar de la mente y del ego que puja por dominarnos.
Sin dudas, el Guerrero con toda su potencia y su espada de luz aguerrida, corajuda y llena de valentía fue desafiando los límites de la gravedad de Gaia, y de todos los que habitamos en ella. Nos ha dejado un saldo super positivo que seguramente podremos darnos cuenta en lo sucesivo del conteo. 
Esta estrella sanará procesos de la infancia, adolescencia y adultez solitaria. Todos los procesos podrán sostenerse y la angustia será más liviana que de costumbre. Y cuando sintamos que la sombra aparece: escribamos, pintemos, gritemos, cantemos, creemos un espacio en el cuál podamos conferir situaciones netamente amorosas, creativas y llenas de luz.


Lamat augura buenas acciones, ideas y proyectos para el futuro. Es la guía indicada que necesitamos para hacer realidad nuestro viaje interno. Es el momento de triunfar en todos los ámbitos, sobre todo en el amor y todas sus implicancias.

El 13 es el final, el cierre de ciclo, la trascendencia y la felicidad de vivir cada día mejor. Son los 13 cielos y la posibilidad de resurgir renovados y llenos de entusiasmo, sintiendo que Dios, Hunabku, la fuente están contenidos dentro nuestro.
Estrella 13 ayuda a trascender claramente todo aquello que nos hace pesar, resistir y genera amargura para limpiarlo con el poder del guerrero de luz. También nos enfrenta con aquellos mandatos y frustraciones ajenas, sobre todo familiares.

Llave estelar:
Visualizar todas las frustraciones que nos aquejan y liberarlas al universo concientemente. Respirar profundo y conectar con la esperanza y la fe. Los sueños se vuelven realidad. Estás preparado para que esto suceda? Si la respuesta es afirmativa, bienvenido al camino de los cambios donde la realidad supera la ficción y los pensamientos mistificados. Abramos el corazón, creamos en la fuente estelar y permitamos que la luz atraviese nuestro Ser.

Clave
Armonías que aparecen en el momento indicado. Podemos amigarnos con lazos del pasado sin tener que remover tierras áridas ni malos recuerdos. El perdón es poderoso y el amor y la felicidad están en el aire.