miércoles, 9 de mayo de 2012

DRAGÓN 7



El espiral del origen de los tiempos cuenta con el dragón celestial. Permite que podamos nacer una y otra vez hasta despejar el sendero kármico.


Imix contiene la memoria ancestral, es el cuenco sagrado que contiene los registros akáshicos de todas nuestras vivencias. Desde el comienzo de la creación hasta esta vida. El dragón es un sello fuerte, temperamental y con una fuerza interna admirable. Desafía fronteras, tormentas y enemigos. Busca la esencia en todas las cosas que se le crucen en el camino.

El tono siete es una nueva puerta llena de posibilidades en esta secuencia, es el tonal de las relaciones. Es aquí donde nos integramos con el núcleo mismo de cada individuo y nos brindamos a resonar sumando nuestra nota personal al latido infinito que vibra en cada pecho.
Dragón 7 es el equilibrio interno para luego ser desplegado en la pareja.

Época propicia para concebir embarazos, se adelantan los nacimientos, se vuelve a la raíz los encuentros con las madres, amigas o parejas.

Llave del dragón:
Es un día para potenciar el proceso de gestación, revolver el caldero mágico e invocar la energía del dragón para que impulse e integre toda relación, proyecto en común, actividad grupal, familia y por último a todos los habitantes del planeta en sintonía con el universo. Confiar en tu corazón, en el corazón de la galaxia y saber que tu alma pulsa a cada momento.

Clave
Creer que es posible y sucederá.
No quedarnos al lado de alguien que no nos deje crecer ni evolucionar en la vida, ni tampoco que la carencia forme parte de una dependencia emocional.