jueves, 8 de diciembre de 2011

LUNA 11


La luna purifica el campo emocional. Es la gran madre universal que contiene a todos los seres de este planeta.

Hoy la luna purifica nuestras emociones, liberando toda culpa enojo y rencor para que podamos fluir livianos como el agua, moviéndonos con libertad, actuando con entrega y armonía. Hemos llegado a un escalón de la secuencia importante con respecto a las emociones.

El 11 emite una frecuencia de liberación, es un día para entregar el trabajo realizado al universo y liberarnos del apego al pasado. Si actuamos a conciencia ahora sencillamente resta esperar la respuesta. La energía que empleamos al actuar ya no nos pertenece, ofrendemos ese proceso al universo. El tono 11 también incide en nuestro karma y nos da la posibilidad de diluir situaciones complicadas o difíciles de aceptar. Si hasta ahora actuamos desde la luz, las consecuencias también harán luz en nuestro porvenir.

La luna 11 permite que nuestras emociones naveguen en un mar de calma y armonía. Es el momento de limpiar todo aquello que ya no nos sirve y avanzar en el camino de los cambios.

Llave luna
Conectemos hoy entonces, con el poder receptivo y que nos guíe para que todo el rencor se disuelva, junto con los enojos y culpas.
Si la luz espiritual reina en nuestro interior, el organismo se mantiene funcionado en perfecto equilibrio y nuestra mente calma y en paz nos permite actuar en armonía. Soltemos toda carga negativa y conectemos con el vacío, sintamos el espacio fértil para que la creación de nuestro propósito encuentre lugar potable en nuestra vida. Respetemos también los limites que todos necesitamos para interactuar sanamente.

Clave
Hoy podemos pedir para que las intenciones y pedidos lleguen al corazón del creador. Que el fuego y el agua puedan transformar las emociones y llegue la felicidad a nuestro Ser. Confiemos en la divina reciprocidad del amor, disolviendo y purificando.