domingo, 11 de diciembre de 2011

HUMANO 1


La energía del humano nos abre el camino de los cambios para mantenernos en eje con nuestra misión personal. Luego de un gran trabajo aparecerá la victoria.

Hoy comienza una nueva secuencia que durará 13 días y que está relacionada con el despertar espiritual y la expansión de la conciencia.
El humano hace luz en nuestro interior para que actuemos libres con la atención en el momento presente. Activando la voluntad y la disciplina conseguiremos independizarnos manteniendo la integración y el respeto por nuestros semejantes.

Esta secuencia es la antesala a la navidad y el año que dejamos. Habrá que estar listos y atentos para desapegar y ser felices desde el interior renovando nuestros votos de fe y confianza.

El humano 1 también hace referencia al camino que debemos tomar para cumplir las misiones individuales buceando dentro del talento natural. Un camino en donde habrá obstáculos que simbolizarán al ego y que nos permitirán avanzar y equilibrarnos con nuestro propósito.

Es un buen momento para decidir cambiar de profesión, estudio, creencia o relación. El Eb o Ee es una energía sumamente intensa y de renovación que además aporta fuerza interior.

El 1 es el inicio, identifica el propósito. Por lo tanto, hoy es un día propicio para decidir cual es nuestro nuevo rumbo, fijarnos una meta, visualizarnos alcanzando dicho objetivo y comprometeros a dar lo mejor en cada momento obrando coherentemente con nuestra intención.

Llave del camino
Debemos conectar con nuestro poder individual y pedir tener una actitud conciente para que se expanda a toda la humanidad. Limpiando así nuestro karma y globalizando la evolución dado que el momento del cambio es ya!
La libertad suele tentar y nos perdemos en un camino de infinitas curvas. Cumplir nuestra misión es saber que veces lo que queremos no es lo que necesitamos para estar bien. Hoy es un día de atracción: elegir aquello que transmita luz y armonía es lo indicado para progresar.

Clave
Meditar y armonizar nuestro cuerpo, mente y espíritu. Permanecer en el eje sin caer en los extremos. Liberar prejuicios.