domingo, 25 de diciembre de 2011

Enlazador de mundos 2


El Enlazador de mundos es el nexo conductor entre la vida y la muerte. Abre un tubo de conciencia para que podamos desapegar todo aquello que nos limita.

El enlazador de mundos aparece para nivelar las polaridades y elevar la conexión con la fuente universal en esta navidad 2011.
Los mayas creían en diferentes mundos y sub-mundos de energía donde había existencia en todos ellos. El Ukux Kaj: Supramundo de 13 planos o fuerzas cósmicas, el Ukux Ulew: Mundo o Atmósfera terrestre y las 4 fuerzas elementales y el Ukux Xibalbá: Mundo subterráneo de 9 planos o fuerzas telúricas. Si bien cada uno de ellos eran diferentes gozaban de cierta Inter-conexión para elevar la conciencia y aumentar el contacto con los Dioses.

El 2 es la dualidad, el espiral doble y el símbolo de lo infinito en la cultura maya. Aporta el reflejo de estabilidad y equilibra situaciones inconciliables.
Enlazador de mundos 2 dispone de mucha energía para dejar el pasado atrás y reconciliarnos con este presente que nos toca vivir. Intentando diluir los aspectos quejosos y pesimistas que no nos conducen a espacios dignos de crecimiento.

Llave de enlace navideña
En un día como hoy el desapego es la clave fundamental para trascender las leyes de la materia y el consumismo. Es tiempo de ir hacia adentro y de generar un núcleo de fortaleza para que los tiempos venideros no nos hagan temblar el pulso.
Hoy, el tema de la muerte puede ser protagonista y llevarnos a lugares inesperados. Preguntas sin respuestas, cuestionamientos profundos y poca aceptación por las circunstancias actuales son temas que emergen.
Enlazador 2 nos ayuda a limpiar la cabeza y el corazón. También a acomodar el placard, la casa y la oficina. Es tiempo de pasar la aspiradora por todos los rincones y dejar sólo que nos sirve y le damos la utilidad necesaria.

Clave de natividad
Hoy es un día para pedir por los muertos, para que lleguen a la luz, para evocarlos y no llorarlos. Para despegar de lo que no pudo ser por nunca lo será y por aceptarnos por lo que somos y no por lo que fuimos.

Si te comprometes a aprovechar al máximo esta nueva oportunidad se auguran buenos resultados. Feliz Navidad 2011!