martes, 22 de noviembre de 2011

Caminante del cielo 8


El Caminante del cielo nos transporta hacia otras dimensiones creativas de conciencia. La exploración cósmica ilumina toda la humanidad.


Hoy es el día de la integración cósmica y de traer la sabiduría hacia nuestros lugares de pertenencia.
El caminante del cielo nos enseña que la realidad nos es más que una constante búsqueda de ver manifestados nuestros propósitos.

Entregarnos sin temor, pedir ayuda, decretar, confiar y dar lo mejor a cada momento son pasos vitales si queremos transcurrir este día en armonía. El caminante es la promesa de lo que puede llegar a presentarse en el futuro.

El 8 es el entorno y la forma en que nos movemos en grupo. Puede canalizar las energías del universo, del planeta y sus habitantes.
Este número nos anima a descubrir nuevas formas, dejar atrás lo conocido e ir por más, regenera y mantiene la vibra activa y pulsante.
El caminante en su aspecto de sombra se dispersa, va sin rumbo gastando su energía en vínculos o actividades que no le aportan solución ni ayuda. Pierde iniciativa y se estanca, invadido por la ansiedad del vacío que consiguió al desviarse de su camino.

Llave caminante
Respirar concientemente, meditar o visualizar nuestro propósito. Pedir ayuda y asistencia, mantenernos en nuestro eje para que todas nuestras acciones nos acerquen al mismo.

La clave del día es:
Estar atentos y focalizar nuestra energía. Que cada manifestación tanto interna como externa evoquen luz. El camino está abierto.