martes, 4 de octubre de 2011

SEMILLA 11


Ser la semilla que habita en tu corazón y manifestar el florecimiento a través de la creatividad y el arte.

La semilla representa a la familia, los lazos afectivos y la red dimensional donde nos encontramos insertos.
El 11 representa el desapego, la liberación y el dejar de lado toda carga que impida avanzar en el camino evolutivo.

La semilla 11 nos da la oportunidad de mover o modificar patrones de conciencia resistentes y arcaicos. Facilita que ingrese una energía de renovación que puede acelerar la manifestación de nuestros sueños.

Es un buen día para pedir por la fertilidad, los niños y para que se despierte la sabiduría dentro de nuestro corazón.

La semilla tiene que entender que no siempre se gana en la vida pero que al mismo tiempo puede transformar situaciones negativas en grandes patrones de entendimiento.
El ego, es el que querrá tener todo bajo control y la exigencia de la perfección.
La consigna es dejar fluir todo lo que más se pueda y no internarnos en callejones sin salida donde lo que impera es la demanda del ego

Llave para crecer
En la semilla 11 se deben diluir todas a aquellas estructuras que ya no nos sirven y generan más atrasos que posibilidades. Es el día de desapegar todas aquellas imágenes y emociones que nos estancan y nos generan amarguras y tristezas. Limpiar los vínculos y dejar de intoxicarnos con cosas que ya no nos hacen bien.

Clave
No nos quedemos atrapados en telarañas del sufrimiento donde lo que prima es la queja y el “no puedo”. Conectar con tu “yo soy” para elevar la autoestima y dar origen a un nuevo estilo de pensamiento.