lunes, 10 de octubre de 2011

NOTA - El 2012 y el fin del Mundo- Club & Countries


Hablan de profecías, de mayas, de Nostradamus; hablan de espiritualidad, energías y nuevas eras; hablan del Apocalipsis. El 2012 está a la vuelta de la esquina y las habladurías a la orden del día. Intentar abordar un tema tan polémico como un supuesto fin del mundo parece casi inabordable, pero igual nos atrevimos. Así fue que recurrimos a un experto en calendarios mayas y a dos personas 100% abocadas al estudio de lo que llaman “un cambio de era”. Antes de empezar abran la mente y permítanse nuevos pensamientos. Si de verdad llega el fin del mundo, quizás estas líneas puedan ayudar a comprender y sobrevivir para uno nuevo.

por JOSÉ MEDRANO

Hendrik lleva una boina, habla un castellano difícil, sus muchos viajes alrededor del mundo y su origen europeo hace que haya que prestar mucha atención a lo que dice, y lo que dice es grave, es serio. Hendrik, que no quiere dar su apellido, dice que los polos se están expandiendo, y las enormes tragedias naturales que ya pueden verse son parte de un proceso que terminará con la tierra detenida, con una alineación planetaria que traerá aún más desastres naturales. Pero que si las personas están dispuestas a abandonar la “tercera dimensión” en la que viven y llegan a comprender el “pensamiento abstracto”, sobrevivirán.
Hendrik habla con la autoridad de quien trae en sus palabras una verdad inapelable: “Serán tres días de oscuridad y unos quince días de caos. Los que no estén preparados van a morir”, sentencia y quien escribe se estremece, aunque intentan tranquilizarlo: “Vas a sobrevivir, porque llegaste a este mundo con una misión: llegaste para liberar almas”. El consuelo, claro, no funciona.
A este hombre de boina y acento nórdico lo acompaña Miriam Cornicello, una especialista en Reiki y mujer que capta con facilidad las energías de las personas. Los dos trabajan junto a un grupo de profesionales dedicados a alertar sobre la inminente llegada del 2012 y las consecuencias que sufrirán todos los que habitan el planeta Tierra.

ENERGÍAS, PLANETAS Y TRAGEDIAS.
“Estamos en un período de grandes cambios, que no significa que estemos ante el final de los tiempos; es el final de una era”, comienza Hendrik su relato y pasa a explicar: “Desde hace 30 años que se monitorea la tierra y notaron que la rotación es más lenta, que los polos se expanden y que reciben más energía solar. Este proceso va a continuar hasta llegar a un punto magnético cero y el planeta se va a detener. La última vez que ocurrió estuvo cinco días sin moverse y después empezó a girar de nuevo. Esto ocurrió hace casi 26 mil años, perdón: fueron 25.780 años”.
Las palabras de este especialista en cartas natales y energías humanas van acompañadas por acotaciones de Miriam, quien habla de alineaciones planetarias, ecuadores galácticos y nuevos ciclos. Si hay que ser justo, todo parece científicamente probado. Ahora, la pregunta obligada es ¿qué ocurre con todo esto? Y ellos parecen tener la respuesta: “Vamos a un ciclo nuevo, lo que ocurre se llama Precesión de los equinoccios, eso produce que cada 26 mil años el meridiano de la tierra se alinee perfectamente con el meridiano del sol y de la galaxia. Es el ecuador galáctico. Esto produce un choque energético que lleva al punto magnético cero y esto va a traer inevitablemente un cambio de era”, dicen sin la más mínima duda.
Al parecer, de ahí en adelante todo dependerá del grado de evolución de cada persona y de la responsabilidad de las autoridades: “La mayoría de la gente no tiene conciencia, pero sí quienes representan a las convenciones de este mundo: presidentes, monopolios, religiones. ¿O acaso qué es un país sino un simple papel?”, dice Hendrik y Miriam completa: “El cambio que se viene va a ser el 22 de diciembre del 2012 y el calendario maya, las profecías de Nostradamus y muchas otras coinciden en lo mismo”.

CAMBIO DE FRECUENCIA ¡YA!
“No todos tenemos la misma frecuencia, hay almas que recién inician el proceso de evolución y que no tienen el mismo nivel de conciencia y no podés llevarlos a hablar de algo abstracto”, explican Hendrik y Miriam y argumentan que también por esto se introdujeron las religiones: “El ser que no tiene noción de lo abstracto necesita una imagen para conectarse con lo superior”.
Pasando en limpio, la tercera dimensión es todo lo que nos rodea (todo lo material, el propio sistema en que nos movemos: la plata, las burocracias, la rutina), la nueva era significa dejar atrás al mundo como lo conocemos y volver a las raíces (al valor de la palabra, al cuidado de la naturaleza, al despojo material y tecnológico), sin que esto signifique una involución. Al contrario, sería una evolución sin todo lo que le sobra al mundo y que, quizás, sea lo que provoque las más grandes miserias de la humanidad.
Pero, en concreto, ¿qué va a pasar el 22 de diciembre de 2012?: “Se calcula que por el golpe que se va a producir contra el eje de la tierra va a haber un aumento de agua, se va a correr el eje de la tierra, van a haber terremotos, los volcanes van a entrar en erupción y van a venir tres días de oscuridad”, enumera Hendrik y Miriam agrega: “Es importante saber que ya algunas cosas ocurrieron: los terremotos tanto de Chile y de Japón, los huracanes de los Estados Unidos, los tsunamis”.
Según estos especialistas efectivamente va a morir mucha gente y después de los días de oscuridad habrá días de cenizas, pero los que estén preparados van a vivir.

MAYAS Y CALENDARIOS.
Federico De Robertis habla con la paz de quien se profesionalizó. Tiene autoridad en su discurso y una vasta trayectoria como estudioso de los calendarios mayas. De hecho desde hace más de diez años que se dedica al legado que dejó esta cultura y está a poco de publicar un nuevo libro sobre ellos. Así comienza su charla con Clubs & Countries: “Acabo de llegar de México y para comenzar a explicar el tema alrededor del año 2012 diría que ellos, los mayas, no creían en el fin del mundo como apocalípticamente se lo entiende hoy, sino en un cambio de ciclo, porque pasaron 26 mil años desde el inicio del calendario”, dice y se explaya: “Los mayas medían el tiempo de manera circular, no lineal. Entonces lo que se termina, que para el calendario gregoriano va entre el 21 y el 23 de diciembre del 2012, es un ciclo que ellos llaman La cuenta larga, termina un ciclo, pero empieza otro. Ellos llaman a este tiempo La gran noche oscura, y no es algo que ocurra de un día para el otro, sino que está sucediendo hace miles de años”.
Federico explica que todo dentro del calendario maya está matemáticamente probado y hasta cita una feliz coincidencia para esta edición número 200 de C&C: “José Argüelles, quien decodificó modernamente este calendario, decía que en el año 1987 (año en que nació esta revista) hubo una reunión a nivel mundial que se llamó La Convergencia Armónica, y fue cuando se detonó, por decirlo de algún modo, un reloj que finaliza su conteo en 2012”.
Pero, ¿hay que alarmarse? No, hay que ser prevenido: “Es algo que simplemente va a ocurrir, porque es cíclico, del mismo modo que el Cometa Halley pasa cada 62 años, cada 26 mil años ocurre este cambio planetario”, detalla Federico.

¿PROFECÍAS?
El calendario maya del que tanto se habla se llama Tzolkin, y es la simple cuenta de los días. Esta cultura hacía cuentas exactas y, sólo por citar un ejemplo, tiene probado que cada 52 años, se repite la misma frecuencia en el mismo día, y nunca antes. El calendario, claro, es mucho más complejo y los escritos mayas no necesariamente son “profecías”. “Lo que dicen todas las culturas, Nostradamus, los mayas, los hebreos y otros, es que habrá un cambio de conciencia, un cambio de paradigma. Pero hay que tener en cuenta que se toma una información de hace miles de años atrás, entonces hay que poner las cosas en contexto”, cuenta De Robertis y agrega: “Se dice que hay siete profecías mayas y es cierto que muchas de ellas están cumplidas, pero en rigor no son profecías las que ellos dejaron, sino escritos que fueron apareciendo a lo largo del tiempo y que mucha gente lo tradujo en formato de profecía. No son estrictamente arqueológicas o históricas. Lamentablemente es como un teléfono descompuesto y a la gente le gusta lo apocalíptico, por eso hay muchos que se está enriqueciendo con esto. Lo cierto es que hay que informarse con seriedad porque sí van a ocurrir muchas cosas, y muchas son trágicas”.

ALGUNOS PRONÓSTICOS.
“Yo te adelanto lo que estoy terminando de escribir en mi libro que sale en octubre: se vienen tiempos complicados, pero esto no significa que vayamos a quedar como parias, pero sí que van a pasar cosas muy graves. Pensá como empezó el año, los terremotos no son hechos aislados, son parte de un proceso. La tierra está colapsando, y nosotros que vivimos dentro de ella colapsamos también. Yo creo que van a haber eventos drásticos, pero no digo nada apocalíptico, sino que lo que está ocurriendo es una purificación planetaria”, cuenta Federico quien está abocado a la escritura de su nuevo libro sobre los mayas. Luego, agrega: “Sí, se va a morir mucha gente y no es que los van a matar, es que van a suceder tragedias naturales: terremotos, volcanes y tornados. Básicamente el 2012 ya comenzó. Es el fin de una era, pero esto no significa que nos vamos a morir todos el 21 de diciembre a las doce de la noche”, dice y vuelve sobre el tema que ya Hendrik había tocado: el cambio de conciencia.
“Nosotros pensamos siempre en una tercera dimensión de conciencia: vamos a trabajar, nos depositan el sueldo en el cajero, nos tomamos un colectivo. Ahora, pensá que si en Buenos Aires llueve treinta minutos y colapsa, imaginate qué pasaría si eso perdura en el tiempo. Quizás no moriría mucha gente pero habría problemas inimaginables. Este cambio de conciencia significa poder pensar más allá de las cosas que nos rodean, por eso mi mensaje es de prevención, y no de predicción”.
En definitiva: los cambios ya comenzaron y al parecer no hay mucho que se pueda hacer al respecto. Como cuenta Federico “los cambios planetarios no ocurren sólo por el recalentamiento global ni por la capa de ozono, pasan porque geológicamente tienen que pasar, es parte del proceso evolutivo que trae un cambio de paradigma que vuelve a la raíz del hombre, a la búsqueda de los principios: los valores, el honor, el amor”. Para que nos tranquilicemos, no se acaba el mundo, pero sí el modo en que lo entendemos. De eso se trata...

Nota final. Recomendamos a aquellos que quieran más información que la busquen con cuidado. Las fuentes citadas en este artículo fueron seleccionadas. En Internet hay quien quiere construir búnkeres, armar grupos de salvación y culpar a los imperios del mundo por las energías electromagnéticas. El tema, por supuesto, no se agota en pocas líneas y quien escribe está convencido de que de nada sirve asustarse o dar por ciertas todas las teorías.

SEXTA PROFECÍA MAYA Habla de la aparición de un cometa que traerá transformaciones físicas muy bruscas en nuestro planeta. A partir de sus cálculos, los mayas aseguran que existen altas probabilidades de que el cometa choque con la Tierra. Pero a la vez, sostienen que es posible desviar su trayectoria por medios físicos o psíquicos.

PRIMERA PROFECÍA MAYA Según esta profecía, el 22 de diciembre de 2012 el Sol recibirá un rayo sincronizador del centro de la galaxia con el que se iniciará un nuevo ciclo. Será el fin del mundo materialista en que vivimos y el inicio de una nueva etapa de respeto y armonía. Antes de ese día, la humanidad deberá optar entre desaparecer como especie pensante que atenta contra el planeta o evolucionar hacia una nueva era de integración con el resto del Universo.

El libro del Apocalipsis es el último del Nuevo Testamento. En el capítulo VI se describe a los Cuatro Jinetes. Cuenta acerca de un pergamino que Dios sostiene en su mano derecha, que está sellado con siete sellos. En ese escenario Jesús abre los primeros cuatro sellos de los siete, liberando a estas bestias que montan en caballos blanco, rojo, negro y uno pálido. Según la exégesis representan y son figura de la victoria, la guerra, el hambre y la muerte, respectivamente.

En la historia de la Tierra, se acepta extensamete que varios enormes meteoritos han golpeado la superficie de ésta. Si un gran meteorito golpease a la Tierra, podría hacer que un impacto grave afectara a la civilización. Incluso es posible que la humanidad fuera destruida totalmente. Para esto, el asteroide necesitaría de al menos 1 kilómetro de diámetro, pero probablemente tendría más efecto si tiene entre 3 y 10 kilómetros. Los casos de asteroides de un kilómetro de diámetro se dan probablemente cada 500 millones de años.

CÓDICE DE DRESDE Los códices mayas son libros escritos antes de la conquista y muestran algunos rasgos de su civilización. La escritura emplea caracteres jeroglíficos. Los códices han sido nombrados tomando como referencia la ciudad en la que se localizan. El códice de Dresde es considerado el más importante