viernes, 9 de septiembre de 2011

TORMENTA 12


La tormenta es la energía de los grandes cambios y las transformaciones que nos hacen dar un paso adelante.


La tormenta es la energía de los cambios. Hoy nos pide que activemos la bondad y la compasión para que podamos colaborar con el entorno. Transformar los procesos de adaptación en momentos de paz y sumarnos a la dinámica social movilizando las antiguas estructuras es la tarea del día.
Afecta al orden interno de una persona pero también en el país donde vivimos y el planeta que habitamos.

El tono 12 es la antesala a la trascendencia. Aquí se nos pide que ofrendemos al universo nuestra energía colaborando desinteresadamente con el planeta y sus habitantes. Dar sin esperar respuesta, mantenernos disponibles y atentos la necesidad del otro e integrarnos sin cuestionar a las propuestas grupales será una positiva contribución para que todos levantemos la barrera del ego, acortemos distancias y crucemos la frontera de la competencia, el encierro y el estancamiento. El movimiento para continuar evolucionando debe ser por medio de la unión.

El 12 está relacionado con las tribus, las comunidades, los grupos, los gobiernos. Por lo cuál todos los encuentros o reuniones que tengamos en un día como hoy se ven bien aspectados.
Es importante pensar de qué forma podemos ayudar a los otros, al país, al planeta. Por más pequeño que esto sea, los cambios que pueden producirse son muy significativos. Cahuac es la fuerza que rescata y acelera los procesos.

Llave de la tormenta:
Respira profundo y pide asistencia divina. Conectate con tus guías, con los elementos de la naturaleza y visualiza como en tu corazón se abre un cristal por el cual toda tu energía se abre y se expande alrededor del planeta. Pedir que se active esta vibración en cada lugar, persona o situación. Agradece la bendición de estar en condiciones de dar abiertamente.

Clave
Estamos en un día de mucha intensidad y dinamismo. Permitite fluir y seguí el llamado interno, gira como las tormentas y que tu energía genere cambios positivos por donde te presentes. Transmití esperanza y tranquilidad.