jueves, 1 de septiembre de 2011

MONO 4


El mono desenrolla el papiro de la sabiduría planetaria. Juega sin límites y manifiesta la alegría desde el corazón.


Día de alegría, jovialidad y vitalidad desprendidas. Hay una escencia especial en el aire los días mono y este en particular también debido a que la consigna del día es darle forma positiva a nuestras emociones negativas. Sería algo así como formatear nuestro disco rígido. Balanceamos un poco más dentro de tanta confusión mundana. No quedar atrapado en la telaraña de este sistema materialista.

El 4 es número de basamento, apertura a lo concreto y de definiciones en general.
Es la vibración de la medida, los límites y las estructuras que guarda la mente.
Hoy todo debe ser tomado con buen humor, intensidad y la justa ironía para reírnos de nosotros mismos.

El mono 4 sabe ordenarse pero no desde los modelos rígidos y antigüos sino desde la nueva creatividad y las conductas que representan un cambio en lo habitual.

Llave mono
Es un día para que sanemos profundo a nuestro niño interior y todo aquello que nos haya quedado pendiente con nuestros padres, sea una imagen positiva o negativa. Revisemos la carencia que hemos tenido cuando éramos niños y de esta forma fortalecernos para profundizar en nuestras raíces.

El mono en negativo marca rutinas, aburrimiento y caprichos sin sentido. El mono se cierra y no avanza en su progreso. Creer en la fuente y en la intuición nos dará más respiro y claridad para lo que tengamos que emprender.


Clave
Lo mejor será tener un plan B para evitar trastornos a último momento. Hay ilusiones que nos conectan con el corazón. Aceptar todo lo que nos sucede como aprendizaje nos eleva en el camino evolutivo.