martes, 6 de septiembre de 2011

GUERRERO 9


El guerrero espiritual avanza con pasos firmes. Identifica los procesos políticos y sociales para que se haga justicia en la tierra.


El guerrero se hace presente en un día como hoy donde la fuerza y la superación están potenciadas. Existe una energía extra que activa y provee a todo el planeta para que pongamos en funcionamiento lo que queramos. Este sello cuenta con el escudo de protección y posee energía de cambio.
Esta vibración pertenecía a los guerreros y Señores mayas que poseían el poder de la comunidad. Brinda la autoridad y respeto necesarios para que reine el orden y la paz.
Trabaja con la voluntad y el coraje para seguir peleando por lo que le corresponde armónicamente.

El 9 está relacionado con identificar claramente nuestros pensamientos para no confundirnos ni crear realidades paralelas. Es una energía mental pero al mismo tiempo sabia, concreta y puntual. Pueden tomarse decisiones acertadas.
Hoy es un día de Re-unión, desde la diversidad unificar criterio y acción. Buen momento grupal, encuentros felices y conversaciones agradables.

Se puede polemizar pero sabiendo cuáles son los límites. Las ironías deben dosificarse para no crear conflictos ni malos entendidos.
Los aspectos de sombra de esta energía son las peleas, las discusiones, las agresiones sin sentido. Se recomienda tolerancia, contactar con la fuerza interior y ser menos crítico. El guerrero defiende su lugar, sus compañeros y pone una pared para sus enemigos. Nos salva de todo aquello que sea amenazante o peligroso.

Llave guerrera:
Pensar en verde, en calma, en nuestros seres amados. Gran caudal de energía dispuesta al servicio de los abuelos, raíces y almas que buscan su lugar. Pidamos para que cada uno de ellos pueda encontrar su lugar y sean ubicados a través de la luz. Con dignidad, altura y respeto se llega a conectar con la espiritualidad suprema.

Clave
El guerrero avanza con su energía equilibrando situaciones pendientes.
Giros inesperados de situaciones que creíamos bloqueadas y postergadas. Paciencia que lentamente llega el resultado esperado. Que no impere la mente.