viernes, 23 de septiembre de 2011

Caminante del cielo 13


El Caminante del cielo nos transporta hacia otras dimensiones creativas de conciencia. La exploración cósmica ilumina toda la humanidad.

El caminante porta el número 13 y nos dice que termina la secuencia que ha comenzado 13 días atrás. Al mismo tiempo finaliza el ciclo iniciático del dragón, por lo cual se pueden presentar movimientos importantes en un día como hoy.

La trascendencia toma poder en este día y nos posibilita que atravesemos obstáculos sin quedar pegados a ellos, elevarnos fuera de tanta problemática social, soltar por un momento.
El 13 nos aporta el desapego, el cierre de ciclos pero también el principio. La plena certeza de haber profundizado en el camino espiritual y en todo lo que emprendamos.

Nos trae el cielo a la tierra para que podamos avanzar y ser justos y coherentes con nuestros principios aprendidos anteriormente.

Todo comienza en nuestro interior, sino somos capaces de amarnos, no podremos salvar el Planeta. El Planeta está herido, lo hemos maltratado tanto, igual que nos hemos maltratado a nosotros mismos. Al amarnos aunque creamos no estar haciendo nada para salvar el Planeta, lo estaremos haciendo por añadidura. Nuestra felicidad, nuestra alegría y nuestra luz se irradiarán sobre él.


Llave celestial:
Es un día que se tiene que “marcar la diferencia”, por más mínimo que sea el detalle. Podemos tomar otro camino para ir al trabajo o hacer una comida que hace tiempo no comemos. Libertad para crear y revertir todo tipo de inconveniente.
En este día se puede profundizar la búsqueda del amor, del espíritu y de todo aquello que represente un avance en nuestras vidas.

Clave
Estar en eje nos ayuda a tomar las cosas con más tranquilidad y diferenciar lo que es un problema a lo que es un hecho.Conservar la alegría en todo lo que manifestemos es el pasaporte a un día lleno de felicidad.