martes, 9 de agosto de 2011

ESTRELLA 7


La Estrella es la luz del calendario maya que activa todo tu cielo interno de esperanzas y profecías que pueden cumplirse.

Los mayas eran los guardianes de las estrellas, magos del tiempo del no-tiempo. Se guiaban por estos astros de luz, las constelaciones de los animales y el conteo solar Tzolkin. Venían de las Pléyades atravesando eras, vidas y misiones intergalácticas. Luego fueron los mayas de la tierra donde se asentaron majestuosamente y asombraron a diferentes culturas hasta el día de hoy. La estrella o lamat es una energía super intensa y de alta frecuencia dentro de esta comunidad.

El 7 es un número mágico para los mayas. Es el reflejo interno y el equilibrio ante todo. Abre portales dimensionales y facilita que nuestra comunicación sea fluida y llegue a buen puerto. Es la resonancia que viaja a través de todo nuestro cuerpo de luz.
Estrella 7 es un día para revisar y conectar con las relaciones en general. Los vínculos de pareja pueden verse movilizados. En lo positivo puede haber reconciliaciones, aperturas y acercamientos de todo tipo con nuestros amados. En lo negativo muchas discusiones y enfrentamientos, en la mayoría de los casos, por pequeñeces o temas sin sentido. Sería interesante fluir y no quedarse pegado a lo cotidiano.
Lo que marca como negativo es que haya reclamos con nuestro entorno y/o parejas. Reclamos viejos, frustraciones y cosas que han quedado en algún tintero oxidado.

Llave de las estrellas:
Pidamos guía y luz a Lamat para que nos ilumine el proceso que estamos transitando. Que nos ayude a encontrar la salida, que se vehiculicen nuestros pedidos a Hunabku en forma fluida y armónica.
Que podamos resonar abiertamente dentro del campo cuántico que ocupamos y que la buena vibra sea extensiva para todos los involucrados. Piensa en luz, siente en luz, respira luz. Los pedidos son elevados y agradecidos a las Pléyades.

Clave
La estrella también trabaja todo lo relacionado a lo humano y a los grupos. Existen probabilidades que haya novedades en el ámbito político y que haya algunas noticias no tan buenas.Esta energía es muy positiva pero si se sale de curso puede ser muy nociva y derrotista. Arriba el ánimo y a resonar con ella desde la alegría y los buenos tratos.