domingo, 31 de julio de 2011

TORMENTA 11


La tormenta es la energía de los grandes cambios y las transformaciones que nos hacen dar un paso adelante.


Tormenta 11 libera todas las emociones negativas que han quedado encapsuladas en nuestra cabeza y en el corazón. Es tiempo de renovación y de cambiar la memoria emotiva que nos tira para abajo. Demos vuelta la página del sufrimiento, cambiemos la historia y transformemos nuestra vida a tal punto que podamos sentirnos cómodos con estas decisiones.

La tormenta es energía de regeneración, recambio y aceleración de los procesos que transitamos. Abre puertas y diques emocionales que pensábamos que estaban ya superados para barrer con lo que se torna inevitable.

El 11 nos habla de ser un escalón iluminado pero al mismo tiempo de gran presión. Es un día potenciado, donde se altera la vibración y se despiertan sentidos extrasensoriales.
El 11 es la oportunidad de liberar y desapegar todo aquello que pesa, desgasta y nos interfiere en el camino del progreso. Es el centrifugado kármico que nos presenta la rueda de la vida, donde todo vibra en constante ritmo.

Existe una frecuencia que altera la conciencia y sus procesos. Acelera el biorritmo y todos los procesos de los cuerpos dimensionales. Complicaciones, agitación mental y fastidios a lo largo del día. Meditar, respirar y elevar el sistema de defensas.

Llave de regeneración:
En este día tormenta es bueno hacer cambios, mantenerse en eje, desarrollar tareas creativas. También viajar, mudarse y moverse con una dirección predestinada. Pidamos al gran Cahuac o Kawooq que nos otorgue el poder de manifestación y actuar sobre el campo cuántico y espiritual.

Clave
Aceptar y soltar son las claves de este día. Empezar a diferenciar lo que es un hecho y lo que es un problema. Si está en nuestras manos la solución o depende de otras variables. Entregar al universo cada pensamiento y cada acción para que nos traiga lo mejor para cada uno de nosotros.