domingo, 3 de julio de 2011

MONO 9


El mono desenrolla el papiro de la sabiduría planetaria. Juega sin límites y manifiesta la alegría desde el corazón.


El mono hace escala en la secuencia de la noche recordándonos que tiene que accionar desde la alegría y las buenas sintonías.
El tono o tonal 9 marca la identificación de acciones y al mismo tiempo da el movimiento y dinámica para poder actuar proactivamente. Es el número del emprendimiento, de las altas decisiones y de poder avanzar con seguridad hacia el propósito que tenemos como misión.

El 9 es el pensamiento, la mente en su estado más activo. También el proceso de intelectualizar, la toma de decisiones y el mantenimiento de la paz interna.
Para los mayas el 9 también es un número sagrado ya que hace alusión a los Señores de la Noche. Ciclos de conteo de días y cierre de ciclos. Estas energías estaban disponibles para hacer determinados pedidos de energía y transformación interna y de la comunidad.

El mono se lleva bien con la noche por ser de su misma raza, azul. Esto le amplifica la cualidad de transformación y de atravesar.
Lo negativo del mono es el aburrimiento, las rutinas y las estructuras rígidas que no le dejan ver las cosas tal cual son.

Llave mona
Es importante fluir para no quedar pegados a una red pegajosa de confusión. El mono se ríe de nosotros. Provoca, burla y genera desencuentros. Tomar las cosas con humor nos liberará de enojos y fastidios.
La flexibilidad y hacer las cosas diferentes son puntos a favor en un día como hoy. Las cosas deben ser distintas para poder crecer y elevarnos espiritualmente.


Tips del día
*El mono juega con sorpresas y enredos varios. No amargarse ni fastidiarse porque las cosas no salieron como queríamos.
*Se abren puertas de la comprensión y de la adaptabilidad a los cambios que puedan surgir, potenciándolos positivamente.
*Aperturas artísticas, estéticas e intelectuales. Reuniones que gratifican y conmueven.
*Limpiezas mentales.


Mantra de sanación
El mono llega a mi vida para celebrar cada cosa que en ella suceda. Es importante entender que todo es mejor con una sonrisa y con el contentamiento de mi corazón.
Cada herida de mi niño interno que pueda interferir en mi presente se recicla positivamente para darle lugar al perdón y al amor universal. Soy feliz por quién soy y agradezco a la fuente.