viernes, 24 de junio de 2011

VIENTO 13


El viento acaricia nuestras almas y comunica el espíritu de la trascendencia a través del contacto con la fuente universal.


Hoy termina la secuencia maya del perro. En estos trece días hemos tenido la oportunidad de reencontrarnos con el poder más grande que posee el hombre " el amor”. Esa fuerza incondicional que nos une, impulsa y fideliza. La infinita vibración que nos libera de razones lógicas, imposiciones y represiones, aquello que inevitablemente acompaña cada respiración, cada latido: desde el corazón de la galaxia hasta el centro de nuestro pecho a cada instante se crea un nuevo comienzo, la oportunidad de evolucionar y recrear nuestra historia, sigamos el impulso y desde la luz del amor proyectemos toda nuestra emergía para que se expanda y comparta de manera positiva para todos, y en todos lados.

El tono cósmico trasciende y nos prepara para el cambio generando apertura y evolución. 13 es el último escalón pero también es la antesala hacia un nuevo destino. Recordemos que la clave para continuar viaje es haber transcurrido conscientemente cada una de las misiones diarias de estos últimos trece días en los que principalmente se nos pidió que pongamos nuestro amor en juego y confiemos en nuestro poder personal, en nuestros afectos y en cada una de la tareas y lugares en los que asistimos, yendo por la vida como protagonistas, dejando de "parecer" y permitiéndonos ser en esencia lo que nos han legado: una fuente de luz eterna.

Volando por los aires llega el viento y girando en espiral por nuestra garganta hoy nos pide que como broche de oro revisemos nuestro plano mental y emocional para todo aquello que venimos conteniendo: ideas/ proyectos, sentimientos /secretos tristeza/alegrías y toda emoción que por pudor o temor al rechazo haya sido reprimida se exprese. Apelando al amor propio que este fiel perro nos ayudo a recuperar confiemos en nuestro instinto y seamos trasmisores del mensaje divino que hoy resuena en nuestro interior.

Llave aérea:
13 es uno de los números sagrados mayas. Conectemos con su vibración en nuestro cuerpo, en las principales articulaciones, visualizando como con cada respiración aumenta nuestra luz interior, purificando nuestro aire y dándonos la confianza suficiente para permitir que fluya esta energía hacia afuera, compartiendo con sabios consejos y palabras de amor nuestra gratitud por cada experiencia que el universo nos regala.

Tips del día
*Apegos nos esconden en la sombra del encierro e impiden que podamos fluir con la dinámica energía del viento.
*La palabra justa, la señal esperada y la oportunidad precisa de decir lo que tanto necesitas expresar hacen que los consejos, el perdón y los elogios generen una armónica contención entre quienes se dispongan a compartir con amor y alegría el mensaje de su voz interior.

Mantra de sanaciòn
El viento acompaña mi sentir y me otorga el don de la expresiòn. Puedo comunicar y liberar todo aquello que sea conveniente para mi avance espiritual. Agradezco.