sábado, 28 de mayo de 2011

ÁGUILA 12


El poder de la visión se pone de manifiesto con la autoridad cósmica del águila. Nos da la seguridad de hacer justicia celestial en la tierra.

Este día es de gran espiritualidad y de intensa energía que se ve magnificado por la presencia de este animal de poder. Es el tiempo de celebrar en el nido junto con la familia, esté presente o no, es el tiempo de volver a la raíz y de poder ver las cosas desde otra óptica.

El poder de la visión se encuentra manifestado a través del águila. Mensajera del cielo que conecta con la mente superior.
Es una energía que implica vuelo, renacimiento, búsqueda de objetivos y apertura de conciencia.
Nos da la oportunidad de resurgir como seres de luz y grandes protagonistas de nuestra existencia.

El poder del águila es hacer justicia en la tierra. Reconocer la sabiduría en el interior del alma y así desarmar patrones mentales que son inconsistentes.
Los aspectos en sombra de este día son los malos pensamientos, el retroceso en no poder soltar relaciones y/o situaciones pasadas.

Águila 12 nos imprime la frecuencia exacta para relacionarnos con el entorno, la familia y las amistades.

Llave de vuelo
Pidamos eje, foco y claridad mental para todo lo que hagamos. Pero por sobre todas las cosas, tomemos la conciencia y la responsabilidad para ser protagonistas de un gran cambio social. Y esto, deberá ser puesto en funcionamiento, aquí y ahora, sin que el ego interfiera. Dejemos de ver en el otro lo que nos falta o no demostrar la espiritualidad mediante actos.

Tips del día
*Recuerdos del pasado que ayudan a evolucionar en el momento presente.
*Se pueden re-descubrir emociones que creíamos olvidadas. Se expresa el amor tal cual es.
*Hoy están en juego las indecisiones, las inseguridades y dudas acerca de cómo nos manejamos en la vida.
*La idea es soltar y dejar el control de lado.

Mantra de sanaciòn
El àguila me da la capacidad de sobrevolar todo tipo de situaciones, por màs confusas o complejas que èstas sean. Soy el poder de la visiòn y se activa en mì el don del discernimiento. Agradezco.