miércoles, 6 de abril de 2011

NOCHE 12


La noche nos otorga la energía para internarnos en la cueva del inconciente. Aporta luz a todos los procesos de nuestra interioridad.

La noche cristaliza los sueños de aquellos que se animen a pedir y recibir ayuda, creando a su vez "dharma" como consecuencia de la colaboración desinteresada. Hoy brindemos nuestro servicio y seamos participes del despertar social.

El 12 es la fase donde nos dedicamos a colaborar con los demás, es la antesala para trascender nuestro propósito, alcanzar el objetivo depende en gran parte de sumarnos a que todos logren superase. Hoy más que nunca se disuelve el egoísmo si nos animamos a ser canales dimensionales de la abundancia universal. Es el momento de elevar las intenciones generales en un potente espiral hacia las sagradas alturas donde el Dios creador "Hunabku" convierte en realidad nuestros deseos.

La vibración de Akbal es profunda, se percibe de día y de noche, trasforma nuestro interior, ya que abre el caudal energético oculto. Los días noche podemos llegar a intuir claramente como es la realidad y al mismo tiempo como es la ilusión que tejemos en nuestras mentes.

Noche 12 nos ayuda a seguir un plan ordenado y funcional para que podamos canalizar la plenitud. Tenemos que descansar en la cueva nocturna, abrir las puertas de nuestra imaginación para que podamos ver nuestro propósito realizado, dejando entrar la luz a nuestro inconsciente. Traumas, temores, vergüenzas se liberan en el agujero negro de la noche. La mejor forma de llenar ese vacío es "dar".

Llave noche
Compartir, participar y producir un bien en común son el mayor alimento para el alma. La vibración eleva nuestra energía si seguimos el plan del día: "universalizar la abundancia" que nuestra presencia remita posibilidad, amor, contención y sobre todo que ayude a conectar con la fuente de la abundancia. La noche es el espacio donde recargamos las baterías para poder continuar. Así que potenciemos mucha reunión energética, reflejando lo que los otros necesiten de nosotros y trasmitiendo la ayuda astral. Dar es recibir: fluir. Ese es el secreto para que nuestro presente sea la afirmativa manifestación de nuestros pedidos.

La cosmovisión maya nos recuerda que todos venimos del mismo lugar de eternidad de donde provienen los abuelos.


Tips del día
*Los temores pueden encerrarnos en nuestra cueva aislándonos de toda posibilidad de evolución.
*Habrá que aceptarlos y superarlos.
*Una gran red de contención hoy se dispone para ayudarnos.
*La intuición nos marca el rumbo.
*Tener un momento de introspección, preferentemente mientras el sol y la luna se encuentran en el cielo potencia nuestra imaginación.

Mantra de sanación
La noche me otorga la energía para ingresar en la cueva del inconciente. Aporta luz a todos mis procesos internos y abre portales de abundancia y prosperidad. Agradezco.