sábado, 30 de abril de 2011

MANO 10


La mano representa el arte de la manifestación. El ritmo que imprime esta energía aporta trascendencia y sanación en todo lo que te propongas en este día.


Es importante hoy, realizar actividades que estén relacionadas con la reparación de nuestro cuerpo, mente y espíritu.
La mano representa el poder creativo a través de la sanación y todo lo que implique salud.
Es un buen momento para empezar una dieta, desintoxicarse, dejar de fumar o dejar algún hábito que sea nocivo.

En mano 10 se pueden realizar tareas de servicio y ayuda a los otros. Es poder ver claramente lo que tenemos y dejar de pensar en lo que “no tenemos”.
Esta frecuencia posibilita deshacer ataduras del pasado, temas pendientes y bloqueos que nos separan del objetivo deseado.

El 10 es la llave, la doble misión. También la fuerza masculina (yang) que procura avanzar y desarrollarnos mejor como seres de luz.
Mano 10 facilita el sentirnos unificados con el gran padre o Universo de creación, como creían los mayas en el Dios Hunabku, el dador de todas las cosas.
Óptimo día para hacerse chequeos, intervenciones, análisis y recibir ayuda indicada para rescatarnos de los síntomas antiguos.

Llave de sanación
La mano acelera los procesos de sanación en todas sus dimensiones desde lo físico hasta lo más espiritual relacionado con el alma. También el campo mental. Es una energía que permite que los pensamientos fluyan sin quedar atrapados en obsesiones cotidianas.
En los días mano es propicio pedir para la salud propia y la de nuestros seres queridos pero también para que podamos elevarnos y despertar al sanador interno que todos tenemos.

Tips del día
*La mano frena y da el golpe. No apurar procesos ni querer avanzar antes de tiempo. *En este día debemos fluir al ritmo de lo que nos marque el universo.
*Flexibilizar ciertos puntos de vista nos liberan de luchas internas.
*Aparece la capacidad de aceptación y de concreción para cada uno de nuestros proyectos.

Mantra de sanación
La mano permite que toda la sanación se haga presente en mi cuerpo. Me abro a la fuente creadora y a través de mis manos llegan espirales cósmicos de energías radiantes. Agradezco.