viernes, 14 de enero de 2011

DRAGON 8


El espiral del origen de los tiempos cuenta con el dragón celestial. Permite que podamos nacer una y otra vez hasta despejar el sendero kármico.


El dragón es el primer sello que inicia la secuencia en el telar del Tzolkin. Es una energía de comienzo, de emprendimiento y origen sobre todas las cosas. El dragón nos da la semilla que potencia el nacimiento y la regeneración a nuevos campos dimensionales.
El día de hoy simboliza la energía primordial, la fuente y toda la sustancia desde donde todo ha sido creado.

El 8 habla de crear la realidad desde el punto que queramos. El 8 es el entorno, el ambiente y de cómo impacta el desorden social en nuestro espíritu.
Los aspectos de sombra del dragón son los celos, la desconfianza, la especulación.
A veces es mejor retirarse a tiempo y no quedarse en situaciones complicadas en donde la autoestima esté en juego. El dragón tiene que pensar en calmar su mente y ver la realidad tal cual es. No desde su desconfianza y paranoia sino desde el amor y la felicidad.

Llave del origen
Empecemos por el principio así como lo requiere esta energía. Iniciar, emprender, gestionar y ceder espacios.
Es importante trabajar con el chakra raíz y enraizarnos para poder recibir la sanación desde esferas superiores. Llevar la atención a las piernas y visualizar como nos manejamos, movemos y avanzamos hacia el futuro. Darle importancia a nuestras piernas que son las que nos permiten que cada día podamos erguirnos y transportarnos.

Tips del día
*El dragón echa fuego por la boca y a veces puede fastidiar
*La idea es mantenerse en el centro y no sentirnos heridos por esta energía.
*El malhumor debe prevenirse. Despertarse con una buena sonrisa.
*Reuniones, encuentro positivos.
*Gran conexión con la fuente. Óptimo momento para conexiones espirituales.

Mantra de sanaciòn
El dragòn me da la energìa creadora para avanzar en el camino de los cambios. Aporta confianza, contenciòn y protege la llama encendida en mi Ser. Agradezco.