miércoles, 26 de enero de 2011

Caminante del cielo 7


El Caminante del cielo nos transporta hacia otras dimensiones creativas de conciencia. La exploración cósmica ilumina toda la humanidad.


Un día caminante nos marca mucho movimiento, vamos y venimos. Son los viajes cortos, largos y cotidianos. También los viajes astrales y las meditaciones.
Este sello, en maya “Ben”, significa maíz o caña. Un maíz verde que está en proceso de madurar.
Esa es la promesa del caminante y de este día, madurar los procesos y tomar el compromiso de cada cosa que hacemos. No dejarlo para otro día.Hoy, es el momento del cambio.
Esta energía posee una frecuencia profunda, mística y filosófica.

El 7 está relacionado con el equilibrio desde adentro hacia fuera. Centrar para luego espiralar en forma periférica. Este número también habla de las relaciones en general y puntualmente en la pareja o matrimonio. Tal vez sea un buen momento para enfocar la energía en el amor, la familia y lo que genere comunión.
El caminante 7 estabiliza procesos de todo tipo, teniendo en cuenta que uno de los límites puede ser la diversificación. Y, al fin y al cabo, terminar sin concretar nada.

Llave caminante
Hoy es un día para renacer internamente y conectar con la esencia. Sabiendo que somos pequeñas gotas desprendidas de la gran fuente cósmica.
Podemos pedir por la autoridad celestial que llegue a la tierra y se haga justicia de todo aquello que esté pendiente. Para que emerjan cosas que necesitemos en el presente. El caminante nos ayuda a pisar suelo firme estando conectados con la divinidad.

Tips del día
*Posibles desencuentros.
*Dispersiones y mareos mentales.
*Concentrar la energía en una sola cosa.
*Priorizar para luego no sentirse frustrado.
*Se pueden liberar frustraciones que veníamos cargando.
*Si vemos las señales puede aparecer la pieza del rompecabezas que nos faltaba.

Mantra de sanaciòn
El caminante del cielo abre mi tubo de luz para que la conciencia sea mi ley. Recibo de dimensiones superiores todos aquellos mensajes que son evolutivos y positivos para mi espìritu.