jueves, 9 de diciembre de 2010

SERPIENTE 11


La serpiente es la energía que nos otorga vitalidad eterna y amplifica la fuerza espiritual que nos posibilita llegar a nuestra meta.

La serpiente era adorada por la cultura maya. Rituales, ofrendas y veneraciones para este día de de alta frecuencia vibratoria que tiene un poder duplicado.
Nos advierte de conflictos, luchas, provocaciones y noticias que nos dejan conmovidos.
Serpiente 11 nos da la posibilidad de cambiar de piel y de asegurarnos un buen lugar de sanación espiritual. Es importante saber elegir entre el veneno y el antídoto.

Nos cuidamos o destruimos.

El 11 está conectado con lo que no podemos soltar, con lo que no podemos gritar abiertamente y representa en positivo el control de las pasiones. Por lo cuál es beneficioso que abramos la cabeza y el corazón para adentrarnos a un nuevo tiempo personal. El 11 trabaja con la disolución de enrosques mentales y patrones de conciencia compulsivos. Es buen tiempo para desapegar actitudes nocivas con la materia, adicciones y mambos que cargamos desde el pasado sin necesidad.

Hay una cantidad de fuerza sexual desplegada que podrá ser canalizada en prácticas amatorias o encauzadas en prácticas espirituales.
Es un tiempo de liberación y de dejar fluir nuestros instintos más bajos para sutilizarlos. Que se transformen en amor y dejen de ser objetos. Dejar atrás relaciones afectivas conflictivas y kármicas que no nos dejan avanzar. Solo representan una parte de nuestra sombra y traba hacia el proceso de maduración.

Llave serpentina
La serpiente está vinculada al cuerpo, a los fluidos, a las reacciones impulsivas y al gran enrosque mental. La mente mueve todo los impulsos electromagnéticos del cuerpo, pensar claro, llenos de luz, nos ahorrará la tendencia a la agresión.
Trabajar internamente con nuestra parte sexual (chakra 1) nos hará más fuertes en el plano de la materia y la concreción.

Revelación
Grupos que se juntan para unificar causas comunes. Gran conmoción planetaria e individual por sucesos públicos. Mucha energía al servicio del cuerpo y las emociones. Permanecer en el centro y respirar profundo.


Señal
Dejar la crítica y la ironía para otro día. No potenciar los prejuicios que tengamos tanto personales como sociales. Liberar las represiones será de gran ayuda para que no nos pese tanto este presente.

Mantra de sanación
La frecuencia de la serpiente regenera mi vitalidad. Se liberan de mi cuerpo aquellas interferencias que no me dejan avanzar y me abro con fuerza y potencia. Agradezco.