lunes, 13 de diciembre de 2010

LUNA 2


La luna purifica el campo emocional. Es la gran madre universal que contiene a todos los seres de este planeta.

Las emociones a flor de piel en la luna 2. Energía del año de centrifugado emotivo. Salen a escena emociones que creíamos olvidadas. Resentimientos, rencores y viejos enojos pueden presentarse hoy y en los días siguientes.
La luna es la gran madre universal, la pachamama, el agua y el fuego. El día del perdón en todos los campos.
La luna exige y presiona, por lo cuál podemos sentirnos muy agotados y acelerados con su energía.

El 2 es la polaridad y los extremos que se atraen y rechazan al mismo tiempo. Es el número del equilibrio y de lo femenino. Aporta energía yin donde se necesite. Bueno para meditar o hacer ejercicios de yoga o visualización.
No es un buen momento para tomar decisiones en el campo de lo afectivo ni comenzar una relación. En lo más negativo de la luna aparecen los caprichos, las exigencias y los controles excesivos. No lleguemos a momentos de incómodos pudiendo prevenirlos. Las provocaciones serán constantes, el antídoto es activar el buen humor y una buena sonrisa ante situaciones complicadas.

Llave de la luna
Es día de reposo, revisión y conexión interna.
Confiar en la fuente universal y en uno mismo da la posibilidad de adentrarnos en el mundo espiritual.
La luna nos enseña que debemos perdonar a los otros y también dejar que nos perdonen. Es un buen ejercicio visualizar a aquellas personas que tuvimos peleas o distancias y empezar a pedirles perdón virtualmente. Este ejercicio es muy poderoso si lo hacemos a conciencia y conectados desde el amor y la sinceridad.

Revelación
Apertura de caminos de limpieza emocional. Confiar íntegramente en nuestros principios nos hará fuertes. Brindar ayuda desinteresada nos eleva la vibración.

Señal
Las emociones están en su punto más sensible. Estabilidad interna, los impulsos están activados. Mantenerse en el centro. Antes de cometer un error pensarlo desde la calma y no desde el resentimiento de lo que fue.

Mantra de sanación
La luna purifica en mí, todas aquellas emociones negativas y estancadas que no me permiten avanzar. Despierto en mi interior el espíritu de sanación y libero las culpas activando la inteligencia emocional. Agradezco.